Los alumnos de la Escola d’Estiu participan en una jornada de retirada de microplásticos

Los más pequeños participaron de una mañana en Cala Saona, con profesores y miembros de la entidad Plastic Free Formentera

Recollida de microplàstics a Cala Saona Foto CIF

Los alumnos de infantil de las Escuelas de verano del Colegio Mestre Lluís Andreu y el Pilar de la Mola llegaron ayer puntuales junto a sus monitores a Cala Saona para participar en una actividad lúdico educativa relacionada con el medioambiente y en concreto con la importancia de no arrojar residuos plásticos en las playas y en el mar, a través de la recolección de microplásticos.

Debajo de varias sombrillas dispuestas junto a la torre de los socorristas los pequeños conversaron con una «sirena» que se encargó de enseñarles la importancia de recoger estos residuos y depositarlos en el contenedor amarillo, aunque la mayoría a su corta edad ya sabían que es lo que hay que hacer y donde se debe tirar la basura.

En la actividad estuvo presente también la consellera de Juventud, Vanessa Parellada, quien apuntó que «esta acción se enmarca dentro de las actividades de las Escoles d’Estiu que este verano tienen como tema central «Respira l’illa» para enseñarles a los más jóvenes la importancia de cuidar y respetar el medioambiente y la necesidad de reducir el consumo de plástico de un solo uso a través de acciones transversales y educativas».

Asimismo Mikel Garabain de Plastic Free Formentera comentó que este tipo de acciones sirven para concienciar a través del juego «para que sepan que no debemos ensuciar el entorno natural».

«Hoy son muy pequeños pero mañana iremos con otros grupos de cursos superiores a la zona de es Caló para poder realizar una limpieza más puntual y el 15 de agosto tenemos prevista una acción en la playa de Es Pujols dirigida a turistas y residentes para concienciar sobre la necesidad de mantener limpias las playas y los espacios naturales», destacó.

La actividad pretende concienciar a los más jóvenes sobre la importancia de no arrojar plásticos en las playas Foto: CIF

Miles de colillas

Por su parte el socorrista Dani Aguilera enseñó a los niños y a los medios presentes cuatro garrafas de agua de diez litros que estaban unas repletas de microplásticos y otras de colillas que ha retirado de la arena de cala Saona desde el pasado 1 de junio.

Para Aguilera se trata de «un problema y por más que intentes explicárselo a la gente muchas personas no lo reconocen y continúan dejando en la arena las colillas de los cigarros y pajitas u otros elementos de plástico».

Asimismo añadió que «la masa de turistas debe comportarse como individuos y ser conscientes del daño a la naturaleza por eso les explico que si dejas la colilla en la arena cuando suba la marea se irá al mar, así como los plásticos y de la manera más amable posible aunque muchos pasan de lo que les dices».

En cada una de las garrafas de diez litros el socorrista estima que pueden haber 3.500 colillas a las que se suman las que puedan recolectar los hamaqueros por lo que la cifra se puede incrementar exponencialmente.

Comentarios

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here