Indefensos

Artículo de opinión de Marta Vázquez

La madre fue desalojada por las fuerzas de seguridad durante una manifestación en Valencia Foto: Efe

Siempre me he preguntado que ocurre con los niños que quedan huérfanos después de los casos de violencia de género. ¿Los acogen sus abuelos, sus tíos, otros parientes?, ¿son tutelados por el Estado?, ¿acaban en una institución, tipo orfanato?, ¿son dados en adopción?…

Algunas veces he realizado esa pregunta a expertos en la materia y la respuesta más común suele ser: “según el caso”. Algo que no deja de ser preocupante cuando desconocemos quien valora ese caso y más teniendo en cuenta la triste lentitud de la burocracia.

Esta semana hemos conocido la muerte de un niño de tres años y una beba de seis meses, supuestamente a manos de su madre y con la anuencia de su padre.

Un caso que nos ha dejado turbados ya que al segundo salieron imágenes de una casa “okupa” en la que se estima vivía esta familia pero que contaba con un terreno repleto de toboganes, columpios y otros juegos que hacen las delicias de los niños.

La avalancha informativa no tardó en desatarse y nos enteramos de cuestiones como que la madre es la “oveja negra” de una familia con recursos de Valencia, que el padre había perdido el trabajo en un bar por llegar tarde, que la abuela había denunciado a su hija y yerno que al parecer eran consumidores de marihuana y alucinógenos, que la madre había sido reducida por la policía durante una manifestación, etc.

Con el carrousel de la “información” en marcha, hasta ahora lo único que nos queda claro es que la abuela supuestamente avisó varias veces de que las cosas no iban bien en esa casa pidiendo la custodia de los menores y, los organismos pertinentes, “pasaron” de ella ya que los mecanismos del Estado, que deben defender y proteger a los ciudadanos indefensos, al parecer miran para otro lado y luego se lamentan cuando es demasiado tarde.

Con el paso de los días, las semanas, los meses y algunos años se esclarecerán los hechos pero ninguna de las conclusiones podrán devolver la vida a los pequeños.

 

 

Comentarios

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here