La oscuridad y la luz

La muestra de Álvaro Mendoza se puede visitar en la Sala Municipal de Exposiciones del Ajuntament Vell de Sant Francesc hasta el próximo día 15 de septiembre

El artista Álvaro Mendoza

El artista plástico y arquitecto Álvaro Mendoza vuelve a sorprender con una muestra en la que expone su última serie de cuadros realizados en la isla durante el pasado invierno.

Nacido en Santa Marta, Colombia, en 1964, lleva 18 años “por el mundo” y los últimos nueve residiendo en Formentera, isla que considera “su casa”.

La nueva propuesta artística titulada “La llum és com l’aigua” alberga más de una decena de cuadros de gran formato en los que el artista vuelve al negro, un “no color” que considera “es el principio de todo”.

El negro está presente en los cuadros de Mendoza

Con su delicadeza habitual a la hora de realizar los trazos, los lienzos oscuros presentan líneas perfectas y sutiles en tonos blancos, turquesas, plateados y dorados que nos dejan entrever o intuir luces o siluetas de nuestra geografía que permiten al espectador “reconocer” un acantilado o una playa. “El negro vuelve a ser protagonista porque es el principio, una ventana a la luz y el origen de la misma”, explicó el artista, quien añadió que “a través de esa oscuridad se produce el encuentro con la luz y, aunque no se vean como los conocemos, el mar y la isla siempre están presentes aunque predominen el negro, el gris y el azul cobalto”.

Algunas de las obras de Álvaro Mendoza

“Caminar por la noche permite ver cosas, encontrar una gama de grises y destellos de luces lo que permite quitar ese miedo innato a la oscuridad y captar lo que está presente”, apuntó Mendoza.

Dentro de esos cuadros oscuros destaca el uso de pan de oro y de plata en un “homenaje” a la pintura precolombina tan presente en los países sudamericanos y que considera el artista que “representa además esa luz cegadora e intensa propia de Formentera en verano”.

Álvaro Mendoza

Tierra y suelo

Álvaro Mendoza defiende el arte como una vía reivindicativa y como un reflejo de los que pasa en la sociedad.

Al explicar porqué tanto negro y solo atisbos de luz, el pintor argumentó que es en parte un reflejo de lo que sucede a su alrededor: “cuando se confunden términos como tierra y suelo, cuando este último significa una transacción económica y que se traduce en un negocio”.

En cuanto a su relación con la arquitectura y sus cuadros, Álvaro Mendoza destacó que esa disciplina se refleja en lo que denomina como una “arquitectura anfibia, acuática y sumergida de la isla y que se plasma en pequeñas figuras escondidas en cada cuadro como la posidonia o los peces”.

Una muestra que vale la pena visitar y que estará abierta hasta el 15 de septiembre de lunes a sábado de 11.00 a 14.00 y de 19.00 a 21.00 horas en la Sala Municipal de Exposiciones del Ajuntament Vell de Sant Francesc.

 

Comentarios

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here