Medio Ambiente pide la colaboración ciudadana para salvar polluelos de vencejos

El COFIB atiende actualmente más de 500 ejemplares que han caído del nido debido al calor

167
Polluelo de vencejo
Polluelo de vencejo
Publicidad

El conseller balear de Medio Ambiente y Territorio, Miquel Mir, ha visitado hoy las instalaciones del Consorcio de Recuperación de Fauna (COFIB) en Santa Eugènia (Mallorca), donde estas últimas semanas han ingresado más de 500 ejemplares jóvenes de vencejo que han caído del nido debido al calor.

Desde el mes de mayo, que es cuando esta especie ha migrado y se encuentra al archipiélago para criar, el COFIB ha atendido 717 vencejos, la mayoría de ellos, 578, son polluelos. El grueso de ingresos se ha producido durante los últimos días, coincidiendo con la ola de calor. Solo durante la semana del 13 al 20 de junio, han llegado al COFIB 379 vencejos afectadas por las altas temperaturas.

El conseller ha agradecido la tarea del personal que se encarga de gestionar la llegada numerosa de ejemplares al Centro de Recuperación de Fauna y ha recordado la importancia «de la implicación ciudadana en el cuidado de estas aves, puesto que de cada vez más gente se acerca al COFIB para llevar animales que se encuentran heridos o, en este caso, vencejos que han sufrido un golpe de calor. De hecho, la ayuda ciudadana sirvió para salvar más de 200 polluelos, el 2019, afectados también por la misma problemática».

Publicidad

Los vencejos (Apus apus) son aves migratorias que llegan a la primavera en las Illes Balears para reproducirse. Además, es una especie que realiza toda la actividad biológica volante y solo se para para criar, a partir del segundo año de vida. Está catalogada en régimen de protección especial en el catálogo balear de especies amenazadas.

Los vencejos hacen el nido en los tejados o en los agujeros de las fachadas, donde la temperatura puede ser más elevada que la ambiental. Es por eso que, huyendo del calor, se lanzan del nido en busca de aire fresco, cuando todavía no saben volar. Además, si fuera un ejemplar adulto, tampoco podría emprender el vuelo desde tierra, debido a su morfología.

Colaboración ciudadana

Por todo esto, el personal del COFIB pide la colaboración ciudadana y recuerda que en caso de encontrar un vencejo, los ciudadanos la pueden llevar directamente al COFIB (de lunes a domingo de 8.00 a 21.00 horas) o, en su defecto, llamar al número de urgencias del Centro (607 55 40 55 para Mallorca, 619 83 45 97 para Menorca y 615 77 64 98 para Eivissa y Formentera) para saber el punto de recogida más cercano. En caso de tener que guardar el animal durante más de 24 horas, se puede mantener dentro de una caja de cartón con ventilación, y se puede alimentar con pienso de gato.

Los técnicos del COFIB se encargan de tratar posibles patologías y de criarlos hasta que están preparadas para volar por primera vez. Normalmente, este proceso se prolonga hasta medianos julio, cuando empieza la migración postnupcial y vuelven a partir hacia África a pasar el invierno.

Publicidad