Un estudio recomienda la reducción del 30 por ciento de las frecuencias marítimas entre las Pitiusas en temporada alta

El estudio sobre operatividad marítima en el puerto de la Savina y las nuevas propuestas para la movilidad de las embarcaciones en el puerto ha sido presentado hoy en Formentera

627
Presentación estudio de operatividad del puerto de La Savina / foto CIF
Publicidad

La presidenta del Consell de Formentera, Alejandra Ferrer, el presidente de Autoridad Portuaria de Baleares, Joan Gual de Torrella, el conseller de Movilidad del Govern balear, Marc Pons y el director general de Transporte Aéreo y Marítimo de las Islas Baleares, Xavier Ramís ofrecieron hoy una rueda de prensa para explicar el estudio sobre operatividad marítima en el puerto de la Savina y las nuevas propuestas para la movilidad de las embarcaciones en el puerto.

Alejandra Ferrer ha explicado que este estudio, realizado por Autoridad Portuaria de Baleares, fue una petición del Consell de Formentera para hacer más sostenibles medioambientalmente las conexiones marítimas entre Formentera e Ibiza, que según recordó pasan por el Parc Natural de ses Salines. «En la última década ha habido un gran incremento de frecuencias así como de visitantes, y en ningún momento queremos restringir la llegada de personas pero sí mejorar el servicio, su seguridad y la sostenibilidad medioambiental y económica».

Actualmente en el mes de agosto puede llegar a haber 97 frecuencias diarias, con una ocupación media de las embarcaciones que no llega al 30%, según ha explicado el conseller balear de Movilidad, Marc Pons. Con la aplicación de las recomendaciones de este estudio, realizado por la Universidad Politécnica de Madrid, se reducirán un 30% las frecuencias, descendiendo las conexiones a 68 diarias en temporada alta, y se garantizará que haya oferta de pasajes suficientes así como de horarios.

Publicidad

Por su parte el presidente de la APB, Joan Gual, ha explicado que todas las administraciones han consensuado esta solución, y ha destacado que ahora deberán trabajar conjuntamente con las navieras para poder ponerla en marcha esta temporada. El estudio señala la necesidad de llevar a cabo cambios en los horarios de salida de los barcos de las líneas regulares para evitar la simultaneidad de las maniobras, minimizando los posibles riesgos operativos, por lo que recomienda aumentar el horario de salidas de los actuales 30 minutos a 60 minutos.

Antes de la rueda de prensa tuvo lugar una reunión con los representantes de las navieras para trasladar la propuesta. Al acto también ha asistido el conseller de Movilidad insular, Rafael González.

 

Publicidad