Alianza Mar Blava celebra la propuesta de prohibir nuevos proyectos de investigación de hidrocarburos

La plataforma recuerda que, además de dañinos para el medio ambiente, los sitios de extracción de hidrocarburos en el estado español, no son esenciales ni desde un punto de vista de cobertura de la demanda nacional, ni de empleo o aportación a la recaudación pública

Delfines

Alianza Mar Blava, plataforma intersectorial nacida en las Islas Baleares con el objetivo de contribuir a la protección del mar Mediterráneo y defenderlo de amenazas sobre sus aguas y costas, celebra la propuesta de prohibir las nuevas actividades de investigación y exploración de hidrocarburos tanto en el subsuelo marino como terrestre incluida en el Anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética aprobado ayer en el Consejo de Ministros.

Alianza Mar Blava calificó el anuncio como una «muy buena noticia tras 8 años de trabajo en favor de la protección del Mediterráneo de las actividades ligadas a la investigación, exploración y explotación de hidrocarburos».

Mejora del texto

Sin embargo, la organización continúa preocupada «ya que la prohibición de aprobar nuevos permisos no afecta ni a las explotaciones vigentes ni a las solicitudes en tramitación que permanecen sin tocar por el Anteproyecto de Ley». Actualmente hay 5 zonas de extracción de gas y petróleo activas y 22 permisos de investigación de hidrocarburos solicitados en todo estado español.

Por estos motivos, la Alianza Mar Blava pide a los grupos parlamentarios que mejoren el texto, que entrará en tramitación en el Congreso y Senado, con enmiendas «para acabar con las actividades de investigación, exploración y explotación de hidrocarburos en el territorio y en las aguas de competencia nacional sin más dilación, eliminando la posibilidad de ampliación de las concesiones de explotación de hidrocarburos existentes hasta 2042 y, archivando los permisos de investigación ya en tramitación y aún no concedidos».

En este sentido,  consideran que el texto debería inspirarse en la Proposición de Ley sobre la protección del Mar Mediterráneo bajo la jurisdicción española de los daños que pueda producir la exploración, la investigación y la explotación de hidrocarburos y otras sustancias minerales propuesta por la Alianza Mar Blava, aprobada por unanimidad en dos ocasiones por el Parlament balear y ahora en toma de consideración en el Congreso de los Diputados.

Soluciones ante el peligro

Además la organización advierte del peligro y pide soluciones para el posible “efecto llamada” ligado a la propuesta de prohibir los nuevos proyectos a partir de la entrada en vigor de la Ley permitiendo, sin embargo, que las solicitudes de permisos de nuevas exploraciones y explotaciones presentadas antes de su entrada en vigor puedan seguir sus trámites administrativos y, eventualmente, prosperar.

La organización advierte que, en la lucha contra la crisis climática, «lo primero es dejar de sacar combustibles fósiles del subsuelo, no ampliar la capacidad de extracción, dado que su quema es la mayor causa de emisiones de gases de efecto invernadero».

Mar Blava recuerda que, además de dañinos para el medio ambiente, «los sitios de extracción de hidrocarburos en el estado español, no son esenciales ni desde un punto de vista de cobertura de la demanda nacional, ni de  empleo o de aportación a la recaudación pública».

En este sentido la plataforma añade que «la reducción de demanda de hidrocarburos planteada en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima es mucho mayor a la escasa producción nacional de hidrocarburos. De hecho, ni el gas ni el petróleo que se extraen a nivel nacional llegan a cubrir un 1% de la demanda y, desde el punto de vista de la aportación tributaria, la recaudación por el Impuesto sobre el Valor de la Extracción de Gas, petróleo y condensados en 2019 fue de tan solo 611.000 euros».

En virtud de estos datos, la Alianza Mar Blava pide al Congreso y al Senado que «prioricen la salud de las personas y el medio ambiente, eliminando la propuesta de ampliación de las concesiones de explotación de hidrocarburos existentes hasta 2042, extendiendo la prohibición propuesta también a los permisos de investigación ya en tramitación y aún no concedidos».

 

 

Comentarios

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here