El comercio local sigue tirando adelante en este período de confinamiento

Las ventas de productos de alimentación y limpieza mantienen el ritmo y se han incrementado las entregas a domicilio

Panaderia Can Jeroni

Después de seis semanas desde la declaración del Estado de Alarma y el confinamiento obligatorio, desde Formentera Avui hemos querido visitar algunos de los comercios abiertos en la zona de Sant Francesc para conocer como es el día a día en estos tiempos diferentes en el que la rutina se ha visto trastocada.

Dentro del comercio local que puede abrir durante este período los establecimientos más visitados son los dedicados a la alimentación.

En Comestibles Verdera en Porto Saler, Salvador Verdera nos comentó que la gente sigue las medidas establecidas y ellos ofrecen guantes y gel hidroalcohólico a los clientes y «cada una hora desinfectamos la caja, el datófono, las manillas de las puertas y el resto de las zonas para conservar la limpieza ya que es un espacio reducido». La clientela frecuente sigue siendo la de la zona, a la que se suman aquellos que necesitan butano ya que es el único comercio de la isla que comercializa bombonas. «Al no salir la gente de casa, los que tienen cocinas o estufas a gas vienen más seguido ya que el consumo familiar se ha incrementado estas semanas», apuntó Salvador.

Salvador Verdera

En cuanto a precios considera que ha habido un incremento sobre todo en frutas y verduras que vienen de la península que podría rozar el 13 por ciento y entre lo que más se vende están la cerveza, las harinas y levaduras y, en el caso de estos dos últimos productos, «a veces no conseguimos la misma marca o cambia la frecuencia del surtido estimo por el incremento de la demanda de estos productos en estos días de confinamiento», comentó Salvador.

Ya en el pueblo, Vicent Colomar de Can Forn, destacó que el establecimiento mantienen los mismos horarios que antes del Estado de Alarma y consideró también que lo más vendido son las frutas y verduras frescas, harina, levadura y leche, aunque algunos productos a veces escasean a la hora del reparto pero no de manera significativa.

Fruta y verdura

Con respecto a la venta de carnes, Mariano Mayans del Supermercat San Francisco, comentó que el abastecimiento se mantiene y los precios no han variado, aunque al atender solo por las mañanas el ritmo de ventas ha tenido una ligera disminución. Lo más solicitado es el pollo payés para caldos, carne para cocidos y guisados, así como filetes y otros cortes de pollo, ternera y cordero. La clientela sigue siendo la habitual aunque con visitas más espaciadas al local y han incrementado el reparto a domicilio por las mañanas para gente que no puede salir a comprar y realiza así encargos semanales también de otros productos que componen el surtido del local.

En materia de pescado, en la Pescadería del Carmen, Juan Costa Ferrer comentó que solo atienden al público, con límite de aforo, por la mañana de lunes a sábado y por las tardes realizan reparto de pedidos a domicilio. «El abastecimiento de pescado de Formentera y de fuera es normal, también el de los productos congelados, y la venta se mantiene en los niveles habituales para esta época del año aunque el problema vendrá si esto se alarga ya que nuestra clientela está formada además por muchos restaurantes y establecimientos de hostelería de la isla». Costa comentó además que del pescado fresco lo más demandado estas semanas son las variedades para hacer caldo, las lubinas, doradas y el salmón.

Panaderías

Si hay un producto que nunca falta en las casas de la isla es el pan y si bien en estas semanas muchas familias se han atrevido a hacerlo en casa, la mayoría opta por comprarlo en la panadería habitual.

Las empleadas de Panadería Can Jeroni destacaron que los clientes respetan la cola fuera del local ya que solo atienden a dos personas a la vez, y lo que más se vende es pan de todo tipo, aunque las ventas de tartas y otros productos de repostería han bajado «porque la gente no puede reunirse para compartir una comida o festejar un cumpleaños».

En Panadería Manolo, que no abren por la tarde, la venta de pan y pastelería ha bajado un poco pero ha habido un incremento en la comercialización de harina y levadura. Según Pilar, «en el local se mantienen las  medidas de seguridad sanitarias, el abastecimiento de materia prima es normal, los clientes vienen con menos frecuencia pero recibimos  encargos telefónicos tanto para recoger el pedido en local o para que lo acerquemos a los domicilios, en este caso con un mínimo de compra». Entre los productos de panificación más vendidos figuran el pan payés y los elaborados con harinas integrales porque aguantan más días para el consumo hogareño.

Otros establecimientos

En nuestro recorrido pasamos por el estanco Nº 1, que cuenta con paneles protectores para el despacho de los artículos, donde Angelines nos comentó que han reducido el horario en una hora por las tardes y que se ha notado un incremento en la venta de tabaco al estar cerrados los bares que cuentan con máquinas expendedoras. Sobre todo despachan cartones de cigarrillos, botes de tabaco para liar, papel y filtros. Con respecto a otros productos que venden en el establecimiento, los relacionado con papeles oficiales como los contratos de arrendamiento o los sellos no tienen salida, mientras que los clientes si se han interesado por llevarse libretas y juegos de mesa como barajas, parchís y otros de los que comercializan.

Estanco de Sant Francesc

La lectura también ha vivido un incremento en estos días de confinamiento y en la Librería Tur Ferrer, cerrada por un mes y abierta de nuevo el pasado día 15 de abril, ofrecen por ahora algo de prensa local y nacional. Con respecto a los libros «se venden muy bien ya que la gente aprovecha cuando sale a la compra y algunos se llevan tres o cuatro ejemplares y, en materia de títulos, son los que hay ya que todavía no podemos reponer ni tenemos novedades por las limitaciones en el transporte», apuntó Carmen. Con respecto a la literatura infantil esta ha tenido un considerable repunte, así como los cuadernos de dibujos para pintar y los puzzles.

En la zona de papelería las cartulinas, cuadernos, rotuladores, pinturas, pinceles, lápices de colores y plastilinas son las estrellas de la cuarentena ya que tanto niños como adultos se han aficionado a las manualidades y a las artes plásticas.

Libreria Tur Ferrer

Por último visitamos Óptica Dr. Marí, donde Carmen Mancebo, nos explicó que hacen servicios de urgencia de reparación de gafas y de venta de productos pero, debido a las normas sanitarias vigentes, han suspendido las revisiones de la vista por lo que si el cliente necesita gafas o lentes de contacto nuevas tienen que ser con la graduación que figura en su ficha, hasta que se pueda retomar la actividad con normalidad.

Vuelta a la normalidad

En todos los establecimientos consultados los trabajadores se mostraron deseosos de volver cuanto antes a la normalidad, mientras siguen trabajando con la mayor voluntad y siguiendo las medidas de protección y limpieza que marca la normativa vigente en esta crisis sanitaria.

Comentarios

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here