Un hombre de orden y “seny”

    Fallece en Formentera Antonio Tur Ferrer, "Toni Xica", a los 98 años acompañado por su familia

    Antonio Tur Ferrer, "Toni Xica"

    “No soy ni he sido político. Soy un hombre de orden”. Así se definía Antonio Tur Ferrer, Toni “Xica”, en una entrevista que le hice en marzo de 2006 con motivo de recibir la Medalla de Oro del Govern balear, “en reconocimiento  a su implicación en el seno de la sociedad civil de Formentera y a su labor, durante 25 años, al frente del Juzgado de Paz de la menor de las Pitiusas”.

    De carácter amable, conciliador y moderado me confesó en aquella ocasión que era una distinción que no se esperaba pero que la recibía “con orgullo y emoción”.

    En nuestro encuentro hizo un repaso de su vida en la que recordaba una infancia feliz a pesar de la escasez que obligaba a la mayoría de los hombres a emigrar a América en busca de trabajo.

    “En aquel tiempo los matrimonios se veían obligados a separarse, ellos emigraban en busca de un porvenir y ellas se quedaban aquí al cuidado de los hijos, de la casa que casi todos tenían, y del terreno y los animales que les proporcionaban el sustento diario. Mi padre emigró a Cuba, venía cada dos o tres años, se quedaba unos seis meses y volvía a marchar, así durante 25 años”, recordaba Toni.

    A pesar de “lo duro de la vida”, a los seis años su madre lo apuntó a la única escuela que existía en Formentera ubicada en Sant Francesc. “Solo dos aulas, una para niños y otra para niñas y cuyas clases impartía el mestre Lluís Andreu”.

    Fue en esa escuela donde conoció a Catalina Ferrer Ferrer con la que luego se casó y fruto de aquel matrimonio que duró siete décadas tuvieron diez hijos que le dieron más de 20 nietos y 15 biznietos.

    Pionero en el fomento de la educación

    Toni “Xica” tuvo siempre muy clara la importancia de la educación y fue uno de los impulsores de la creación del Institut Marc Ferrer. “Comencé la escuela durante la República y cuando estalló la Guerra Civil se sucedieron nueve años de penurias; no había comida, se vivía fatal y la mayoría de los maestros estaban sirviendo en filas”.

    Las circunstancias adversas motivaron al entonces alcalde de la isla, Antonio Serra, a ofrecerle a Toni, el mayor y más aventajado alumno en aquel momento, dar clases en un aula ubicada en la Savina evitando así que las escuelas se cerraran y los chavales perdieran las clases. “Me pagaban un poquito cada mes y estuve allí dos años dando clases aunque no pude acabar la carrera de maestro dadas las circunstancias”.

    En 1976, ya casado y con hijos, decide unirse con varios amigos también con hijos en edad escolar y preocupados por la educación, para conseguir que los chavales no tuvieran que dejar los estudios al finalizar la EGB y pudieran alcanzar en la isla los conocimientos medios. “En ese momento solo podían acceder jóvenes de algunas familias, un poco más desahogadas económicamente, lo que les permitía pagar el hospedaje de sus hijos en Eivissa para que continuaran estudiando”.

    Para llevar adelante este proyecto comenzaron acogiéndose al sistema de educación a distancia contratando profesores que vinieran a dar clases a sus hijos, pagándoles el salario entre todas las familias.

    Finalmente, y a instancias de Toni “Xica”, las familias decidieron mandarle una carta al entonces Rey Juan Carlos I expresándole la necesidad que había en la isla de contar con un Instituto. La iniciativa tuvo sus frutos y “gracias a eso ahora tenemos médicos, ingenieros, arquitectos que han podido realizar aquí sus estudios secundarios”, comentaba orgulloso.

    Asimismo fue el fundador de la Librería y Papelería Tur Ferrer negocio familiar actualmente regentado por dos de sus hijas y todo un referente en la isla.

    Juez de Paz

    De espíritu inquieto la labor de este formenterés no solo se limitó a promover la educación en la isla ya que a finales de 1970 fue nombrado Juez de Paz, tarea que desempeñó durante 27 años. “He celebrado más de 90 bodas civiles aquí en Formentera y algunas de esas parejas, muchas de ellas extranjeras, me han parado por la calle para decirme que yo los había casado”.

    A pesar de haber sido tentado por varios partidos para formar parte de sus listas Toni “Xica” nunca aceptó. “No soy ni he sido político ni me he afiliado nunca a un partido. Soy un hombre de orden y con una educación religiosa”.

    Capilla ardiente

    La capilla ardiente se abrirá este sábado a las 10.00 horas en el tanatorio municipal de Sant Francesc y las honras fúnebres tendrán lugar en la Iglesia de la localidad a partir de las 13.00 horas.

    Descanse en paz.

     

    Comentarios

    comments

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here