Dar toques de atención a turistas implica riesgos

Las faltas de civismo en materia de residuos producen enfrentamientos en las zonas de playa

El socorrista Dani Aguilera en la playa de Cala Saona

Los socorristas de Formentera no solo velan por nuestra seguridad a la hora de disfrutar de un baño de mar, sino también en lo que corresponde a actitudes cívicas en las zonas de playa.

Esta última cuestión es al parecer «molesta» para algunos turistas que no dudan en increpar o discutir con los efectivos cuando se les manifiesta alguna recomendación con respecto a desechos, la utilización de papeleras o a la prohibición de «enterrar» colillas en la arena, mientras que se les invita a depositar dichos residuos en los lugares habilitados.

Dani Aguilera con las botellas repletas de colillas

El pasado domingo el socorrista de Cala Saona, Dani Aguilera, informó a un turista italiano que apagaba una colilla en el mar y luego la enterraba en la arena de la orilla, que esa no era la manera mostrándole además los bidones repletos que él y sus compañeras han rellenado de estos restos de cigarrillos, más de 3.000, y después de recogerlos durante muchas jornadas con unas redecillas.

«Si bien el chaval entendió y quiso rectificar su acción, sus acompañantes viendo que estaba llamando al 112 comenzaron a rodearme y agredirme verbalmente e intimidándome para que no llamase a la policía», apuntó Dani.

El socorrista ante la situación advirtió a los turistas del montante de las multas que se deben pagar por este y otro tipo de atentados al medio ambiente que van desde los 1.000 a 2.000 y 3.500 euros según la gravedad.

«En ese momento recogieron sus cosas y se fueron de la playa», comentó.

Para Dani no solo hay que vigilar la zona de baño sino también las actitudes poco cívicas, tareas que suponen una buena dosis de paciencia y educación para informar de aquello que no se puede hacer.

«Poca gente lo entiende ya que hay mucha que cree que nuestra tarea y también la de los hamaqueros es recoger colillas cuando lo hacemos por conciencia con el territorio y el medio ambiente», destacó.

«Este ha sido un suceso aislado pero debemos recapacitar todos y también contar con más cartelería informativa para que el usuario de la playa sepa en qué tipo de entorno se encuentra y que hay que protegerlo», concluyó.

 

Comentarios

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here