Concluye con éxito la segunda jornada de Respiralia

En esta segunda jornada, y por primera vez después de 7 años, los participantes han podido nadar junto a los acantilados del Faro de La Mola

En la segunda jornada de Respiralia los participantes han podido recorrer a nado los acantilados del faro de la Mola Foto: Respiralia

Durante la segunda jornada de Respiralia, llevada a cabo durante el día de hoy, los 240 participantes han podido recorrer nadando los alrededores del faro de la Mola. Los nadadores han podido nadar en este enclave imponente gracias a la bonanza del mar y a la ausencia de medusas. Según explican los organizadores en una nota de prensa, en los 20 años de historia de la Vuelta Nadando a Formentera contra la Fibrosis Quística, sólo se había podido nadar en este tramo en tres ocasiones anteriores: “ha sido el regalo a estos 20 años de solidaridad”, ha dicho Javier Guatiérrez, capitán del barco Capità Jack, que sirve de plataforma de descanso y avituallamiento para los nadadores. “Estamos profundamente emocionados porque es un lugar mágico, la profundidad del mar y los rayos del sol se conjugan en un binomio perfecto, no hay sitios que se puedan comparar a éste en el Mediterráneo”.

Según afirman desde la organización, normalmente es difícil poder nadar en este sitio debido al oleaje, a las corrientes y a la presencia de medusas. Estos tres elementos, según afirman desde Respiralia,  suelen hacer imposible el baño en La Mola, con lo cual la organización, año tras año, se ve obligada a interrumpir las brazadas en este tramo. En esta ocasión no sólo se ha podido nada en este enclave sino que los participantes han quedado encantados con el paisaje. Cabe añadir, además,  que se han avistado rayas durante el rato que los nadadores recorrían este tramo de la costa de Formentera: “la flora y la fauna de este lugar no tienen rival”, ha rematado el capitán.

Durante tres días, desde ayer viernes 28 de junio y hasta mañana 30 de junio, un total de 240 nadadores provenientes de Suiza, Alemania, Dinamarca, Reino Unido y España participan en esta travesía solidaria y no competitiva con el objetivo de ayudar a sensibilizar a la población sobre la fibrosis quística, una enfermedad incurable y hereditaria que provoca disfunciones graves en las vías respiratorias y en el sistema digestivo.

240 nadadores participan este año en la vuelta a Formentera a nado, Respiralia

En esta ocasión, el evento cuenta con la participación de 5 personas con fibrosis quística, 2 como voluntarios y 3 nadadores. Destaca en este grupo Irene Nevado, trasplantada bipulmonar con fibrosis quística y que ha vuelto a nadar por tercer año consecutivo.

Se calcula que desde ayer viernes 28 de junio hasta mañana domingo 30 de julio, los participantes habrán dado la vuelta a la isla recorriendo todo su perímetro.

La Vuelta a Formentera es posible gracias a las más de 50 personas voluntarias que ayudan a organizar este evento solidario, cuyos fondos se destinan al tratamiento de personas con fibrosis quística y a la divulgación de la enfermedad entre la sociedad. Sólo con lo que se recauda durante estos tres días, la Fundación Respiralia puede financiar la mitad de las 1600 sesiones de tratamiento que anualmente programa la entidad.

 

Comentarios

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here