Los socorristas de Formentera cierran la temporada con más de 3.000 asistencias

Las picaduras de medusas y los rescates de bañistas en situaciones de mala mar son algunas de las acciones de auxilio llevadas a cabo por el equipo compuesto por 23 efectivos

Los socorristas de Formentera durante una práctica

El Servicio de Salvamento y Socorrismo de playas de Formentera culminó sus tareas el pasado 31 de octubre, una labor que se inició como cada año el día 1 de mayo.

En estos seis meses hasta 23 socorristas se han dividido por las principales playas de la isla “para mantener la seguridad en las playas y zonas de baño con dedicación y profesionalidad”, como destacó mediante un comunicado el conseller de Presidencia, Bartomeu Escandell.

Asistencias durante la temporada 2018

Según el informe remitido por el Consell, durante la temporada que recientemente ha finalizado los socorristas realizaron 3.025 asistencias sanitarias por incidencias. Entre ellas destacan quemaduras por exposición solar, caídas, rasguños, golpes, picaduras de pez araña o pinchazos con erizo de mar, siendo las asistencias por picadura de medusas las más numerosas, con la atención a 2.992 usuarios.

En materia de rescates por situaciones de peligro acuático, estas se han situado en un total de 70 personas atendidas “en situaciones de bandera amarilla, cuando el baño no está prohibido pero se debe tener una precaución de la que a veces los bañistas no son conscientes” señalaron desde el Consell.

Además, se han efectuado 12 rescates a embarcaciones y 23 personas han sido evacuadas al hospital en ambulancia.

Tareas de vigilancia de los socorristas de Formentera

Asimismo desde el Consell lamentaron el deceso de tres personas en Cala Saona, “una por parada cardiorrespiratoria en el agua, una segunda en la arena por infarto y la tercera al precipitarse en los acantilados contiguos a dicha playa”, destacaron.

Por otra parte esta temporada, el número de días con bandera roja en alguna de las playas, con prohibición expresa de baño, se situó en 62 jornadas.

Desde el servicio de socorrismo  apuntaron también que “además de los trabajos en horario, también se han llevado a cabo tareas de emergencia para auxiliar a tripulaciones de embarcaciones accidentadas o al remolque de pateras en franjas horarias fuera del servicio habitual”.

Playas adaptadas y cardio-protegidas

Desde el Consell recordaron además que las playas des Arenals y es Pujols están adaptadas para realizar el baño adaptado para personas con movilidad reducida y este servicio, que se presta de 12.00 a 17.00 horas, con bandera verde, ha sido utilizado este año para un total de 37 usuarios.

Por otra parte todos los puestos de socorrismo contaron durante la temporada con desfibriladores para atender paradas cardiorespiratorias.

 

 

Comentarios

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here