Sin prisas y sin pausas

Artículo de opinión de Valentín Villagrasa

Trabajadores de Prosegur en huelga

Artículo de opinión de Valentín Villagrasa/

La crónica de la jornada de huelga de los trabajadores de Prosegur en el aeropuerto de Ibiza empieza en La Mola de Formentera cuando tienes que viajar a, ya sea a dónde sea, y tienes que decidir a qué hora coges la barca para llegar al vuelo de las cinco. Primero tu compañía te aconseja amablemente que deberías estar en el mostrador de check-in dos horas y media antes del embarque…Luego lees los diferentes medios de comunicación y dicen que no es para tanto…Tienes en tu iPhone “Próximo Ferry” con el detalle de los horarios de la barca…”Y si se lía?…voy a llamar a un amigo que ha ido a Palma esta mañana…la respuesta no te quita de las dudas razonables”. Tienes reserva a primera hora en Il Gioviale para llegar a la barca de las tres…todo un lío al que los trabajadores de Prosegur en huelga son ajenos y ni siquiera han reparado en la consecuencias personales de sus reivindicaciones.

Control de pasajeros en el aeropuerto de Ibiza

Se impone el espíritu conservador…”no sea que te arrepientas” y decides coger la de las 13,30 horas. Hay que asegurar el tiro…Ya en ibiza a una hora prudente…taxi al aeropuerto, la circulación es de pleno verano, “están todos aquí los que no están en Formentera”, lenta, pesada, menos mal que el vehículo tiene aire acondicionado. Por fin el aeropuerto…cola para aparcar, normal. Allí está el comité de huelga de los trabajadores de Prosegur “por favor colocaros para una foto…es para Formentera Avui” Enseguida se colocan para transmitir su postura de “lucha obrera”.

Lo que pueden los medios de comunicación…Recorremos dos veces el vestíbulo del aeropuerto, por lo de las aglomeraciones, “será por eso”…Ya en el acceso al control de seguridad mucha gente, pero es porque hay vuelos para cualquier parte que se imaginen…La cola de apenas diez minutos hasta el control real va que se las pela…”pues no debe pasar nada te preguntas”. Si, pasa. Un energúmeno atraviesa la cola con desprecio a la más mínima norma de educación y sin pedir el permiso porque llega tarde…lo hace con soberbia, recochineo y amenazas a un ciudadano argentino que con cierta gracia le recrimina su actuación…”Cuando llegues pide un café para los demás”…y responde con un “vete a…” ininteligible porque es en italiano macarrónico. Supongo que es la excepción que confirma la regla…voces injustas contra los italianos entre los pasajeros y aquí no pasa a nada porque la Guardia Civil está después del control…

Rápido y eficaz el trabajo de los operarios de Prosegur. Pero no están de huelga?…Ya hemos pasado el control y ahora toca sustituir la amatritzana y la carbonara de Julia en Il Gioviale por una pizza y algo de japo en los baretos del aeropuerto… Esto no es comer, es simplemente combatir el hambre sin pedir nada a cambio…La realidad es que puede comerse sin temer lo peor, pero realmente el japo queda lejos de lo que te ofrece el bueno de Lee en el “chino” de Es Pujols. Nos llaman a embarcar…aquí se terminan los temores y el riesgo de la huelga de los trabajadores de Prosegur en el aeropuerto de Ibiza…Vengan ustedes, sin prisas que aquí trabajan sin pausa.

Comentarios

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here