La Unidad de Demanda agraria de Formentera entra en alerta de sequía

Las reservas hídricas de las Islas Baleares experimentaron una ligera disminución en el mes de diciembre

347
Imagen de la situación de sequía registrada en la isla a finales de 2023 en Formentera
Publicidad
Compartir

La Conselleria balear del Mar y del Ciclo del Agua ha dado a conocer que durante el pasado mes de diciembre, las reservas hídricas de las Illes Balears han experimentado una ligera disminución, pasando del 54% al 53%. Este cambio se produce en un contexto de precipitaciones inferiores a la media, tal como indican los datos de la AEMET.

En detalle por islas, Mallorca ha experimentado una reducción en sus reservas, pasando de un 55% a un 54%. Por el contrario, Menorca ha mostrado un aumento, del 50% al 54%, y Eivissa también ha registrado una mejora, pasando del 41% al 43%. Estas variaciones reflejan el impacto de las condiciones meteorológicas sobre las reservas hídricas en cada área.

Con respecto al cambio de escenario de sequía de las Unidades de Demanda agraria, se ha registrado una modificación: la UD Formentera entra dentro del escenario de alerta, mientras que las de Menorca, Artà, Manacor-Felanitx, Migjorn, es Pla, Palma-Alcúdia, Tramuntana Nord, Tramuntana Sud y Eivissa se mantienen dentro del escenario de prealerta.

Publicidad

Según la AEMET, el mes de diciembre ha sido significativamente más seco de lo que es habitual en las Balears. Las precipitaciones registradas fueron de 8,1 l/m², muy por debajo de los 64,9 l/m² de la media histórica. En Mallorca se registraron 6,1 l/m² (frente a los 68,9 l/m² de media), en Menorca 22,8 l/m² (frente a los 54,4 l/m²), en Eivissa 5,3 l/m² (frente a los 57,4 l/m²) y en Formentera 2,0 l/m² (frente a los 38,5 l/m²).

Además, el mes de diciembre ha sido cálido, con una temperatura media de 12,5 °C, y una anomalía de 0,9 °C por encima de la media histórica.

Estos datos climáticos ofrecen una visión completa de los desafíos en la gestión del agua en el archipiélago, subrayando la importancia de las estrategias de conservación y adaptación frente a la variabilidad del clima.

Publicidad