Córdoba da por zanjada la crisis dando por hecho el cumplimiento del pacto de investidura por parte del Govern

El presidente del Consell de Formentera fue a Palma de Mallorca, a reclamar la solución del problema del actual deslinde de costas

462
El presidente Llorenç Córdoba en su despacho del Consell Insular / foto de archivo
Publicidad
Compartir

El presidente del Consell de Formentera y diputado autonómico, Lorenzo Córdoba, ha manifestado esta mañana que mantiene su apoyo parlamentario al Govern y ha garantizado que cumplirá su palabra plasmada en el acuerdo de investidura suscrito con el Partido Popular, algo que en ningún momento se ha cuestionado. «Creo que se ha dramatizado en exceso y se han sacado de contexto mis palabras, ya que en ningún momento se ha planteado retirar el apoyo a Prohens, sino que se ha vinculado el carácter de ‘incondicional’ a una serie de medidas necesarias para Formentera», ha afirmado Córdoba. «Soy una persona leal, pero no puedo dejar de lado mis responsabilidades como Presidente del Consell de Formentera. Mi tarea es ser reivindicativo y conseguir paliar los efectos de la triple insularidad que sufre nuestra isla y la histórica falta de infraestructuras y servicios que adolecemos», ha proseguido.

El presidente ha señalado que quería trasladar sus reivindicaciones directamente a la presidenta Prohens en una reunión acordada, pero ésta no acudió. Así, se vio obligado a emitir un comunicado para poner de manifiesto que Formentera no puede ser relegada y debe tener línea directa con el ejecutivo autonómico.

Para Córdoba es «imperativo solucionar unos problemas enquistados de hace ya muchos años” como son, ha detallado:

Publicidad

– Solucionar el coste de la triple insularidad que sufren los habitantes de Formentera, creando la mesa de negociación acordada entre Govern y Consell.

– Como línea roja advertida, comprendida y aceptada por el Govern, solucionar de una vez por todas el problema del deslinde de costas que sufren los afectados de Formentera.

“Muchas otras mejoras vienen condicionadas, como bien expresé en mi discurso de investidura en el Parlament, con una medida totalmente necesaria y obligatoria de la creación de vivienda pública para hacer efectivos los compromisos a nivel sanidad, educación y seguridad. Sin este compromiso de mejora es totalmente inviable pensar en mejorar los problemas principales de Formentera”, ha apuntado el presidente y diputado.

En este sentido ha añadido que “como los habitantes de Formentera y los politicos pueden observar, hablo de problemas que la isla lleva sufriendo desde hace décadas. Y lo que este diputado del Parlament no va a permitir son las promesas vacías realizadas por los últimos gobiernos. Es el momento de hacer efectivos los compromisos sin esperar al ultimo año de legislatura”.

Crisis zanjada

Llorenç Córdoba ha destacado además que considera que sus palabras se han sacado de contexto y manifiesta que ser reivindicativo no implica ser desleal.

Así, el presidente del Consell da por «zanjada» la crisis, siempre y cuando todos los consellers acepten sus compromisos, responsabilidades y mantengan la confianza en el presidente para poder trabajar en los intereses de la isla y por el bien de los ciudadanos de Formentera.

“A partir de ahora mantendré una comunicación más fluida con el equipo de gobierno como diputado de esta isla para que políticamente nos complementemos mejor”, ha señalado.

En relación al Ejecutivo insular, Córdoba ha hecho un llamamiento a la unidad y ha afirmado «que Formentera merece un gobierno estable. En mayo conseguimos una victoria histórica y no podemos defraudar a aquellos ciudadanos que exigieron un cambio de rumbo en la gestión de su administración más cercana. Compromís y el PP supieron apostar por la unidad y presentar un candidato independiente, consiguiendo aglutinar la confianza de una mayoría social a la que ahora nos debemos. No es momento de experimentar, sino de reforzar nuestra institución y dejar de lado cuestiones de aritmética política para centrarnos en la gestión del Consell».

En este sentido, el presidente reitera su «apoyo y confianza» a sus consellers, y destaca que es un equipo con distintas sensibilidades políticas pero con el mismo objetivo común, “la isla de Formentera”. Córdoba quiere «poner por delante el interés general y aprovechar esta oportunidad que nos han dado los ciudadanos para poner al día un gobierno que estaba enquistado y acomodado por una manera arcaica, lenta e ineficaz de gestionar el dia a dia del Consell”.

El presidente de la máxima institución insular ha recordado a los habitantes que él es «un político profesional” y que está en política por amor a la isla, y los apoyos electorales obtenidos le han legitimado democráticamente para crear un gobierno liderado por un independiente.

Llorenç Córdoba, reitera así su compromiso de fidelidad «haciendo de la política un trabajo efectivo, obteniendo resultados reales para la isla y nunca se permitirá ni calentar la silla ni perder el tiempo en las instituciones».

Por último, ha aprovechado para «pedir disculpas si a alguien del Govern le ha molestado su actitud de beneficiar a la isla y no a las personas o partidos».

 

Publicidad