La declaración de plazas de muy difícil cobertura del Servicio de Oncología de Can Misses tendrá una vigencia de cuatro años

Actualmente, el Servicio de Oncología del Hospital Can Misses cuenta con una plantilla aprobada de cinco plazas, pero sólo un facultativo presta servicio

645
Hospital Can Misses
Publicidad
Compartir

El Consell de Govern declaró ayer las plazas que integran el Servicio de Oncología del Área de Salud de Ibiza y Formentera de muy difícil cobertura, amparado en el Decreto ley 5/2023, de 28 de agosto, de medidas urgentes en el ámbito educativo y sanitario. Este Decreto establece que cuando haya un déficit estructural en la provisión de plazas —y siempre que concurra una necesidad urgente y perentoria de cobertura que impida garantizar la cartera de servicios en el área de salud correspondiente—, el director general del Servicio de Salud puede proponer declarar determinadas plazas, puestos o funciones como de muy difícil cobertura.

La declaración de plazas de muy difícil cobertura del Servicio de Oncología del Hospital Can Misses entrará en vigor el mes de octubre y tendrá una vigencia hasta septiembre de 2027. El Govern de las Illes Balears declara las cinco plazas del Servicio de Oncología de muy difícil cobertura reconociendo en concepto de complemento para estas plazas las cuantías de 1.000 euros al mes durante el año 2023 y de 1.650 euros al mes desde enero de 2024 hasta septiembre de 2027.

El Decreto ley 5/2023, de 28 de agosto, recoge que en los últimos años se ha hecho patente la infradotación de especialistas en oncología médica en Ibiza. Esto ha hecho que tanto pacientes como profesionales —estos de manera voluntaria— hayan tenido que desplazarse entre islas para recibir y prestar asistencia sanitaria.

Publicidad

Desde el Govern han manifestado que esta situación crea inevitablemente una situación de iniquidad para los pacientes que sufren una doble insularidad, puesto que ven comprometido el acceso a un servicio asistencial que tendría que estar garantizado. En el mismo sentido, la carencia de especialistas ha sido muy perniciosa dado que no siempre se ha podido garantizar algo tan fundamental como la continuidad y la estabilidad en la relación entre el médico y paciente. Esto es especialmente grave en los casos de enfermedades cuyo proceso de tratamiento se puede alargar durante varios años.

Actualmente, el Servicio de Oncología del Hospital Can Misses cuenta con una plantilla aprobada de la categoría FEA de cinco plazas. De estas solo hay dos plazas cubiertas por personal fijo, y una de ellas está de baja desde el mes de julio, por lo que solo un facultativo presta servicio al 100 %. Esta situación de infradotación de la plantilla se ha vuelto crónica, especialmente en el último año, con el impacto consiguiente en la calidad de la asistencia al paciente oncológico de Ibiza que, como se ha expresado anteriormente, repercute negativamente en todo el proceso asistencial.

Con la declaración de plazas de muy difícil cobertura el Govern da un paso más para captar nuevos profesionales y aumentar las plantillas lo antes posible.

Publicidad