Otra vez

Como cada fin de semana los contenedores de la isla se convierten en una muestra de conductas incívicas

577
Contenedores de Porto Saler esta mañana
Publicidad

Suma y sigue, otra vez no, me cag…, la mare…, son algunas de las expresiones que acuden a mi boca de forma automática cada vez que me encuentro con la basura fuera de los contenedores. Luego pienso en que momento la sociedad dejó de comprender la diferencia entre un acto cívico y uno incívico, o dejó de ver la mugre en distintas y variadas zonas de la isla donde se depositan residuos al «tun tun», algunos altamente contaminantes, sin, estimo, ningún reparo ni vergüenza a plena luz del día o con nocturnidad y alevosía según el caso.

La imagen, tomada por mí esta mañana temprano, es de los contenedores en superficie ubicados en Porto Saler donde alguien consideró que doblar las cajas de cartón es una faena muy engorrosa y si luego no entran en el contenedor azul, pues se tiran ahí al lado. No contento con lo del cartón, ese alguien u otro alguien, aprovechó para meter en algunas de esas cajas restos de comida, botellas de cristal y alguna de plástico, porque seguramente era «un rollo» depositar esos residuos en el contenedor que toca.

Si miráis bien en la foto, detrás de los cartones hay un recipiente voluminoso de fibro cemento que lleva ahí varios días ahí porque, como me comentaron desde el área de Medio Ambiente, deben venir operarios del gestor autorizado desde Ibiza y retirarlo vestidos con trajes, guantes y mascarillas especiales ya que se trata de un elemento contaminante.

Publicidad

O sea que el o los «alguien» que lo tiraron ahí, bajándolo de un vehículo porque a pie no es posible, se han expuesto a contaminación ya que no disponen de toda la parafernalia especial que hay que utilizar a la hora de manipular este tipo de material.

Un riego innecesario ya que si hubieran llamado al teléfono gratuito 900 102 656, habilitado por el Consell de Formentera, le habrían informado del procedimiento que se debe llevar a cabo a la hora de deshacernos de este u otro tipo de residuos peligrosos.

En fin, la temporada empieza continuando con las malas costumbres y la verdad es que no tengo ganas de copiar y pegar el importe de las multas que pueden tocar los bolsillos de los que consideran que la isla es el trastero de su casa, así que si os interesa, buscarlo en alguna de las notas que llevo publicadas al respecto.

Buen finde y a disfrutar de la primavera.

 

Publicidad