Los ciudadanos de Baleares ya pueden solicitar las prestaciones de la eutanasia 

Las personas que pueden pedirla son aquellas que sufran una enfermedad grave e incurable o sufrimiento grave o crónico en los términos establecidos en la Ley

242
La consellera de Salud, Patricia Gómez, durante la presentación de la Ley de Eutanasia el pasado mes de mayo / foto de archivo
Publicidad

A partir de ayer, Baleares ya está en disposición de ofrecer las prestaciones de ayuda para morir tal como establece la Ley Orgánica 3/2021 de 24 de marzo. Pueden solicitarlas los pacientes que sufran una enfermedad grave e incurable o sufrimiento grave, crónico en los términos que establece la ley.

La Dirección General de Prestaciones y Farmacia ha habilitado un espacio de información sobre la eutanasia en la web: http://www.caib.es/sites/eutanasia/es/portada_llei_eutanasia/

El objetivo principal ha sido regular la adquisición de un nuevo derecho para el ciudadano, en una sociedad cada vez con más autónoma. Desde la Conselleria balear de Salud y Consumo se ha trabajado en los aspectos imprescindibles para dotar de recursos necesarios para el desarrollo de una ley con garantías y que reconoce el derecho de los profesionales a la objeción de conciencia.

Publicidad

Formación a profesionales sanitarios

La entrada en vigor de la norma implica la inclusión en la cartera común de servicios del Sistema Nacional de Salud de la prestaciones de la ayuda para morir, en la que todos los profesionales sanitarios pueden estar implicados en la provisión de esta prestaciones, y se garantiza el asesoramiento, acompañamiento y formación de todos los profesionales implicados en la oferta de la prestaciones.

Para ello se ha querido dar una formación más avanzada a los profesionales al acompañar a los pacientes en el procedimiento que se inicia después de la solicitud de la prestación por parte de la persona usuaria. Las sesiones han tenido lugar en el Hospital Universitario Son Llàtzer, el Hospital Can Misses y el Hospital Mateu Orfila.

El objetivo de esta primera formación ha sido capacitar a los participantes para apoyar en el procedimiento de solicitud de la prestación de ayuda para morir y para acompañar al paciente.

Las sesiones han permitido profundizar en aspectos como la situación clínica del contexto eutanasia, es decir, el deterioro físico, la naturaleza del sufrimiento y la voluntad del paciente; los requisitos legales y el procedimiento; la objeción de conciencia; la propuesta de entrevista deliberativa con el paciente y el procedimiento técnico de la ayuda para morir.

De este modo se ha ofrecido formación y herramientas para poder establecer una buena comunicación con el paciente, la familia y el equipo; para dominar la tramitación completa del procedimiento; para conocer los requisitos legales para la solicitud de la eutanasia y que se reflejará en el informe de valoración del médico responsable, y para poder asesorar en las situaciones susceptibles de objeción de conciencia, entre otros.

 

 

Publicidad