Los usuarios de hemodiálisis vuelven a pedir la restitución del servicio en Formentera

La diputada Silvia Tur pide la comparecencia de la Defensora del Paciente para que explique la actual situación

457
Ignacio Monge y Carlos Tur con las firmas recogidas el pasado mes de noviembre / foto de archivo
Publicidad

Los pacientes con insuficiencia renal de Formentera vuelven a pedir al Govern balear la restitución del servicio de hemodiálisis en el hospital de la isla.

En declaraciones a FormenteraAvui, Ignacio Monge, uno de los vecinos que debe viajar a Ibiza tres veces por semana para recibir el tratamiento, manifestó que después de haber entregado las más de 3.000 firmas recogidas para solicitar que la hemodiálisis se pueda ofrecer en Formentera «seguimos sin saber cuando se pondrá en marcha después de que se haya aprobado en el Parlament la restitución del servicio en el hospital de la isla y de haber hablado con la consellera balear de Salud, Patricia Gómez en una de las últimas visitas que realizó a la isla».

Para Monge y sus compañeros de travesía de cada semana a Can Misses, «la situación es complicada para todos nosotros ya que los viajes repercuten en nuestro estado de salud por lo que queremos que se nos diga en que punto está este tema, si se ha retrasado, si se han olvidado y si se va a solucionar antes del verano».

Publicidad
Supermercats de Formentera, Supermercat La Savina, Es Basic, supermercadoonilne.com

Reclamación 

La diputada autonómica por Formentera, Silvia Tur, ha enviado esta mañana un comunicado en el que urge al Govern a poner en marcha el servicio de hemodiálisis, a la máxima celeridad posible, en el hospital de Formentera.

La diputada exige al Govern que cumpla con su compromiso, esto después de que este martes se le informase que el proyecto para instalar el equipo de hemodiálisis estaba terminado, pero no le aportase una fecha para su puesta en marcha efectiva.

Tur recuerda que el Parlamentt aprobó el pasado mes de noviembre, a propuesta suya, el restablecimiento de este servicio en la isla tras el desmantelamiento en 2009 por la falta de pacientes. Un compromiso que supone una inversión de 180.000 euros.

«Actualmente hay cuatro personas que necesitan de forma urgente poder hacer la hemodiálisis sin tener que desplazarse a Ibiza; y nos preocupa el empeoramiento de una de ellas, que ya no camina y va en silla de ruedas, y que se ve obligada a hacer el trayecto semanalmente varias veces », indica Tur.

«La calidad de vida de estos enfermos es muy precaria por culpa de los desplazamientos constantes. Por eso pediremos la comparecencia de la Defensora del Paciente, Micaela Llull, para que explique en el Parlament cómo piensa actuar en relación a este tema y otros que están pendientes en la isla », apunta la diputada de Formentera.

 

Publicidad