El Consell facilita la flexibilización horaria, el teletrabajo y decreta servicios mínimos en la administración local

La máxima institución insular ha aprobado un decreto sobre la organización del trabajo y de los servicios, a consecuencia del estado de alarma decretado por la crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19

Consell Insular de Formentera

La presidenta del Consell de Formentera, Alejandra Ferrer, firmó ayer un decreto que indica que los trabajadores de la administración insular deben hacer los desplazamientos mínimos y que la administración debe garantizar la seguridad de su personal.

Así, se acuerda que los jefes de área o responsables de departamento deberán facilitar el teletrabajo o la realización de tareas a distancia; garantizar que se cumplen los servicios mínimos y que se deben continuar realizando los puestos de trabajo que no impliquen un riesgo para los trabajadores y que son imprescindibles para garantizar la viabilidad del servicio. Además, para facilitar la conciliación laboral, se facilita la flexibilización horaria y el teletrabajo siempre que sea posible, conforme a la normativa.

El decreto también considera los siguientes servicios del Consell en servicios mínimos: Oficina Atención Ciudadano (OAC), Secretaría, Intervención, Nuevas Tecnologías, Recaudación, Área de Recursos Humanos, Área de Bienestar Social: trabajadores sociales, trabajadores familiares, SAD (Servicio de ayuda a domicilio), Área de seguridad ciudadana: Bomberos y Policía local, Alumbrado público, Servicio funerario y cementerio, Brigada de limpieza, Matadero y Perrera.

Otras medidas

En el decreto se recuerda que en los casos en que el trabajador tenga que permanecer en casa, no serán de aplicación los permisos habituales de vacaciones, ni de asuntos propios ni de compensación horaria. En el caso específico del personal cuyas funciones han quedado suspendidas y no son susceptibles de teletrabajo, permanecerán en casa, pero siempre a disposición del Consell Insular por si se necesitan sus servicios.

Finalmente, se acuerda que atendiendo a esta situación extraordinaria, será necesario el apoyo de todos y la comprensión de todos y, si fuera necesario, se efectuarán los cambios que sean precisos, como ocurrirá con el fin de implementar este nuevo sistema de organización del personal y de los servicios de la corporación.

Por su parte la consellera de Recursos Humanos, Paula Ferrer, ha agradecido «la colaboración y el compromiso de los trabajadores de la administración en la adopción de estas medidas en la situación de emergencia sanitaria en que nos encontramos», y ha recordado «la importancia que todos cumplan con las indicaciones sanitarias «. Paula Ferrer ha apuntado además que «hay que garantizar estos servicios mínimos para que la administración continúe rodando y en funcionamiento».

 

Comentarios

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here