GxF reclama que no se rebajen las asignaciones de los centros educativos públicos

La petición, dirigida a la Conselleria de Educación, Universidad e Investigación, señala que la medida implica cambiar las "reglas de juego" a medio curso, sin haberlo consensuado y sin tener en cuenta la autonomía ni las particularidades y necesidades de las escuelas e institutos

IES Marc Ferrer

La formación política local, Gent per Formentera, ha remitido un comunicado a la Conselleria de Educación, Universidad e Investigación en el que reclama que no se rebajen las asignaciones a los centros educativos públicos y que se rectifique la medida tomada.

En el escrito señalan que «los centros educativos públicos de las Islas Baleares han comenzado el año con la noticia de ver disminuidas sus asignaciones económicas por parte de la Conselleria debido a que acumulaban remanentes de años anteriores y por lo tanto tenían ahorros». Dicha medida manifiestan «les ha cogido por sorpresa y no tiene en cuenta la particularidad de cada centro ni su autonomía».

Asimismo añaden que, en el caso de Formentera, «los centros educativos ahorran ya que les está permitido hacerlo, ahorran porque ya se han encontrado en situaciones complicadas en años de recortes, ahorran para hacer frente a gastos imprevistos y, sobre todo, ahorran con mucho esfuerzo para invertir en mejoras que repercutirán en el centro, en el proyecto educativo y por tanto en las y los alumnos».

El texto detalla además que «este ahorro (remanente) no proviene sólo de las asignaciones de la Conselleria. Las escuelas y los institutos reciben ingresos de las aportaciones de las familias, de subvenciones que solicitan, de planes de innovación que realizan, de premios y concursos, actividades que ejecutan …, es decir, este ahorro proviene del esfuerzo y la gestión que se hace en los centros educativos y que cuenta con la aprobación de los claustros y de los consejos escolares de los centros que aprueban las cuentas».

Cambio de las «reglas del juego»

El escrito añade que «esta medida implica que las escuelas y los institutos, que deben aprobar en enero sus presupuestos, se encuentran con que no pueden contar con los ingresos que pensaban y, a estas alturas del curso, deberán modificar sus planes y renunciar a inversiones que tenían previstas ya que no se han tenido en cuenta los motivos por los que se ha generado este remanente».

Para GxF se trata de cambiar las «reglas de juego» a medio curso y sin haberlo consensuado y sin tener en cuenta la autonomía de centros ni las particularidades y necesidades de las escuelas y los institutos.

Por todo lo expuesto reclaman a la Conselleria de Educación, Universidad e Investigación que «rectifique y dé marcha atrás con esta medida y que no rebaje las asignaciones de los centros educativos públicos no universitarios».

Comentarios

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here