Se pone en marcha la financiación de tratamientos farmacológicos para dejar de fumar

Las farmacias de Formentera cuentan con los fármacos autorizados que podrán adquirirse bajo receta electrónica

Medicamentos anti tabaco

Uno de los propósitos tradicionales para el año nuevo, entre otros muchos, es el de dejar de fumar. Una tarea que no es fácil por lo que muchos adictos al tabaco necesitan recurrir a tratamientos para erradicar el vicio cuando el acto de voluntad no es suficiente.

Por esta razón y desde el día 1 de enero de 2020 el Sistema Nacional de Salud (SNS) financia por primera vez dos tratamientos farmacológicos para dejar de fumar, tal y como se acordó en las reuniones de la Comisión Interministerial de Precios, en la que participan Gobierno y CCAA, celebradas en los meses de septiembre y octubre pasados.

Los fármacos financiados son la vareniclina y el bupropión, que están desde este mes de enero incluidos en la prestación farmacéutica del SNS.

Para conocer las características de estos medicamentos consultamos a Joan Torres, titular de la farmacia de Sant Francesc, quien nos explicó que en el caso del bupropión (comercializado como Zyntabac) se trata de «una molécula antigua que comprobaron que tiene unos efectos para conseguir deshabituar del tabaco y es un antidepresivo que funciona en la dependencia psicológica del hábito de fumar». Con respecto a la vareniclina (Champix), «este fármaco proviene de una molécula moderna que actúa sobre el receptor de la nicotina en el torrente sanguíneo bloqueando el efecto placentero que siente el fumador».

Torres añadió que se trata de medicamentos que se adquieren a través de receta electrónica expedida por el médico de atención primaria quien es el que realiza el seguimiento del tratamiento en cada paciente. «Todavía no hemos recibido ninguna petición de estos fármacos, que están disponibles en las farmacias de la isla, pero estimamos que ya puesta en marcha la nueva normativa se comenzarán a recetar», señaló el farmacéutico.

Con la nueva financiación, impulsada por el SNS, se pueden beneficiar alrededor de 83.800 personas lo que supondrá un impacto presupuestario de 7,9 millones de euros en el primer año.

Prescripción

Según explicaron desde el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social la prescripción se producirá bajo receta electrónica en pacientes que «estén incluidos en programas de apoyo individual y/o grupal y además cumplan los criterios establecidos: tener motivación expresa de dejar de fumar constatable con al menos un intento en el último año, fumar diez cigarrillos o más al día y tener un alto nivel de dependencia, calificado por el test de Fagerström ≥ 7».

Asimismo el texto añade que cada prescripción se realizará por un envase, lo que equivale a un mes de tratamiento. Pasado ese tiempo, el médico, en el marco del seguimiento del programa de deshabituación tabáquica, «deberá valorar la evolución de la efectividad del tratamiento con carácter previo a la emisión de la siguiente receta».

El tratamiento completo tiene una duración entre nueve y doce semanas y el SNS financiará un intento anual por paciente para dejar de fumar.

Abordaje del tabaquismo

Desde el SNS recordaron que el tabaquismo «constituye el principal problema de salud pública prevenible en los países desarrollados siendo un factor determinante de numerosas patologías y la primera causa de morbimortalidad evitable».

De hecho, en España se producen 58.000 muertes anuales asociadas al tabaco.

Por su parte la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en funciones, María Luisa Carcedo, destacó que «sólo un abordaje integral y con medidas multisectoriales de carácter legislativo, sanitario y educativo harán posible la prevención y control del tabaquismo».

 

Comentarios

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here