“El feminismo es igualdad” Entrevista a Sonia Cardona, antropóloga y activista feminista

Sonia Cardona, actual consellera de Participación Ciudadana en el Consell Insular de Formentera, estudió Antropología en la Universidad Autónoma de Barcelona donde se interesó por Demografía y Teoría Crítica de Género. Asimismo desarrolló un postgrado de Antropología Mesoamericana en la Universidad de Puebla en México, así como un curso de verano en Salud Social y Reproductiva en el Colegio de Salud del país norteamericano. Con ella hemos querido hablar sobre feminismo y sobre la salida masiva de mujeres y hombres a la calle el pasado día 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer y que tuvo trascendencia mundial

La consellera de Participación Ciudadana de Formentera, Sonia Cardona

– ¿Qué es el feminismo?

Es igualdad. Un movimiento de emancipación que no viene a demostrar nada raro y lucha por los derechos humanos ya que todos somos iguales por el solo hecho de nacer y ejercer nuestra vida en plena libertad seamos mujeres u hombres.

– En los últimos días, y raíz de la convocatoria mundial por el Día Internacional de la Mujer, se escucharon algunas voces comparando feminismo con machismo y en los diccionarios figuran como antónimos…

Si, son antónimos aunque en esencia no tienen nada que ver ya que el feminismo es un movimiento de emancipación que lucha por deconstruir una desigualdad injusta, igual que aquellos que luchan contra la xenofobia o el racismo. No se puede marginar a ninguna persona por su sexo, su orientación sexual, sus creencias u origen. Lo que si hemos visto y escuchado estos días, en algunos casos, son algunas críticas y calumnias muy agresivas contra el feminismo que probablemente no se realizan ante otro tipo de movimiento de emancipación con las mismas bases teóricas.

Sonia Cardona es antropóloga y activista feminista

El movimiento feminista ha sido largo y tenaz, muy bien organizado, que no ha tenido víctimas, original en sus estrategias y propuestas y ha contado con reconocimiento institucional y académico. El orgullo, el día después, ha sido poder decir en alto “soy feminista” en público sin miedo. Ha sido un paso adelante para demostrar que no vamos a aceptar más que calumnien a este movimiento. El haber podido salir a la calle y decir bien alto “soy feminista” pensaba que no lo iba a ver tan pronto.

Sonia Cardona defiende la lucha feminista

– Entre las varias cuestiones que se sacaron a la calle el pasado 8 de marzo, una de ellas es la brecha salarial entre mujeres y hombres que ocupan el mismo puesto de trabajo y que se sitúan, dependiendo del país entre un 14 y un 21 por ciento…

El feminismo es transversal lo que ha permitido que las manifestaciones hayan sido un éxito en más de cien países y en cuanto al salario o a otras de las reclamaciones, todas las mujeres han sufrido alguna. Una de las grandes luchas fue el acceso de la mujer al mercado laboral y, paradójicamente, las mujeres con menos recursos siempre han trabajado casi sin cobrar. Además existe una doble jornada al hacernos cargo de las tareas del hogar. La emancipación económica no es solo el tener un trabajo sino también conciliar vida familiar y laboral. Esto deriva además en unas pensiones más bajas y cuando, en una unidad familiar, se decide quien prescinde de su trabajo a la hora de asumir las labores de educación y cuidado de niños y mayores, es normalmente la mujer quien deja el trabajo ya que es la que menos cobra y porque todo se descuenta del sueldo femenino. Un cálculo que se hace sobre dos sueldos desiguales. Desde el feminismo se piden dos sueldos iguales, dos sueldos justos y promover las redes de escoletas 0-3, la aplicación de la ley de dependencia o los centros de día, que son vitales para lograr la igualdad, entre otras muchas que favorezcan la conciliación.

Asimismo el Producto Interior Bruto debería reflejar todo ese trabajo gratuito que realizan las mujeres en sus casas y que sin este la economía no funcionaría. Ya lo dice el lema: “si las mujeres paran se para el mundo” porque somos la mitad de la población mundial.

– En materia de igualdad también ha salido a la luz, más si cabe, el miedo de muchas mujeres en edad fértil a no ser contratadas por la posibilidad real de que se queden embarazadas. Una política que aplican muchas empresas…

Hace poco se dictó una sentencia en Balears en contra de una empresa que pedía la realización de un test de embarazo a las aspirantes a un puesto laboral. Además hay que aclarar que es ilegal que te despidan de un trabajo por quedarte embarazada. El embarazo fisiológicamente es de la mujer, nosotras parimos, nosotras decidimos, pero una vez nacido el niño este no solo forma parte de la familia sino de la sociedad. Es fundamental que se entienda que esa criatura necesita cuidados que se deben valorar y pagar dignamente, y brindar todas las ayudas que tocan ya que, vuelvo a repetir, es otro miembro de la sociedad.

Sonia Cardona durante la concentración del 8 de marzo

– Otro de los temas expuesto estos días es el de la violencia de género. ¿Por qué es tan difícil de erradicar?

Porque las muertas son las puntas del iceberg. Amnistía Internacional lo explica muy bien con este ejemplo: solo vemos la punta de ese iceberg pero no la enorme masa de hielo que está bajo el agua. Por eso se deben llevar a cabo políticas de género integrales donde no solo se analice la violencia sino también toda la serie de factores que la rodean. Se tiene que llevar a cabo un trabajo académico, riguroso y científico para atajar esta desigualdad de género, a través de políticas integrales.

– ¿Y qué pasa con el “techo de cristal”?

Cómo le escuché esta semana a una comentarista, “más que de cristal es de metacrilato”, que es más duro y difícil de romper.

La sociedad, como está montada, frustra a la mayoría de mujeres a la hora de ascender en sus trabajos y profesiones.

El estereotipo femenino se marca desde la infancia con una línea que te dice que no seas ambiciosa, ese trabajo que te gusta es de hombres, etcétera, por lo que renunciamos a cosas como aspirar a nuestra vocación o a tener hijos. No hay que perder la vista de lo que está debajo del iceberg.

Sonia Cardona defiende el movimiento feminista por la igualdad de género

– ¿Tiene mujeres referentes en el movimiento feminista?

Mire sobre este tema me gustaría conocer más sobre mujeres referentes que han realizado excelentes trabajos en todos los campos y de las que no tenemos ni idea porque por el hecho de ser mujeres fueron relegadas siendo brillantes en lo suyo. Estamos perdiendo conocimientos, investigación y desarrollo por dejar de lado a muchas mujeres.

– Siendo madre de tres pequeños varones, ¿cómo llevan en casa lo de la igualdad?

Intento ser coherente y mantener un hogar igualitario, pero soy consciente de la cantidad de mensajes que reciben de fuera, a través de programas de televisión, publicidades u otros canales de información. Por eso fue importante el 8 de marzo donde se pusieron sobre las mesa todos estos temas y se dieron a conocer los llamados “micromachismos” que se utilizan cada día y que se deben evitar. Nuestros hijos están expuestos a oír y normalizar conductas machistas ya que viven en sociedad y los estereotipos son muy fuertes. Por eso es una revolución importante que las mujeres salgamos a la calle con el objetivo de conseguir la igualdad y que no quede en una anécdota. Este es un movimiento que ha venido para quedarse como lo demuestra lo vivido el pasado 8 de marzo y reafirmar que los derechos se conquistan y una vez que se tienen hay que defenderlos.

Comentarios

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here