El Hotel Cala Saona se une a un proyecto solidario en India

El Hotel Cala Saona se ha unido a un programa solidario impulsado por la CAEB y que se destinará al proyecto de la Fundación Vicente Ferrer en Anantapur, India

Lina Ferrer se ha involucrado en un proyecto solidaria en India

Lina Ferrer, propietaria y administradora junto a sus hermanos del Hotel Cala Saona, ha estado una semana en la India. El objetivo del corto pero intenso viaje no fue otro que conocer de primera mano, junto a otros miembros de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Balears (CAEB), el proyecto que lleva a cabo desde hace 50 años la Fundación Vicente Ferrer en la región de Anantapur, en el sureste del país asiático.

Todavía sin terminar de aterrizar del periplo por India, Lina nos explicó que esta iniciativa forma parte de un grupo de empresas «solidarias y comprometidas» que destinan parte de sus beneficios a proyectos sociales. «Como este año se celebra el 50 aniversario de la creación de la Fundación Vicente Ferrer, quisimos viajar hasta Anantapur y conocer de primera mano los proyectos en funcionamiento y saber de sus necesidades más urgentes»,  explicó la empresaria, única representante de Formentera en este viaje.

Lina Ferrer representa a la única empresa de Formentera que se ha involucrado en el proyecto

Para quien nunca había estado en India, Lina vivió «todo un descubrimiento» nada más llegar al aeropuerto cuando olores, ruidos, contaminación, el aroma a especias y el tráfico caótico de Bangalore fueron su primera toma de contacto con el país asiático.

Ya en Anandapur el grupo de empresarios fueron recibidos por Ana, la viuda de Vicente Ferrer y su hijo Moncho, «almas mater» de este proyecto que se inició de la nada y que es un referente mundial en materia de cooperación.

Lina lleva años apadrinando niños

Lina lleva años colaborando con otras ONGs, sobre todo en el apadrinamiento de niños, pero esta ha sido su experiencia más directa. «Este fue mi primer contacto directo, ha sido una experiencia corta pero muy intensa y he apadrinado otra niña a la que he podido conocer en persona, toda una experiencia», señaló la empresaria.

Durante la estancia el grupo de empresarios pudo visitar hospitales, centros de atención a mujeres maltratadas, a niños con problemas psíquicos y/o físicos, así como los talleres de artesanía, la construcción de viviendas y las labores agrícolas que se llevan a cabo por parte de la ONG. «Me he quedado impresionada de lo bien organizados que están y el trabajo que realizan día a día, realmente no esperaba tanto», comentó la empresaria visiblemente emocionada.

Lina tiene la intención de seguir colaborando con esta u otras iniciativas. «Esta experiencia ha sido un antes y un después en lo personal, ya que comprobé que hay gente en este mundo que tiene muy poco en lo material pero que no pierde la sonrisa y las ganas e ilusión por vivir», aseguró Ferrer.

Una foto del misionero Vicente Ferrer

La fuerza de las mujeres

Lina Ferrer destacó de sus impresiones del viaje la situación de las mujeres. «Son las que llevan adelante todos los proyectos con mucha fuerza en un país el que nacer mujer es lo peor que te puede pasar y más si tienes alguna enfermedad o malformación».

En este sentido, Lina pudo conocer que la fundación pone a nombre de las mujeres el título de propiedad de las casas, son ellas las que manejan la economía familiar y las que llevan adelante los emprendimientos empresariales a través de microcréditos.

Por otra parte también pudieron conocer la labor de preparación en materia empresarial, de idiomas e informática que reciben unos sesenta alumnos mayores de 20 años y que, al culminar sus estudios, cuentan con una salida laboral dentro de la misma fundación o en diferentes empresas del país.

Las mujeres toman la iniciativa en los diferentes proyectos

Humanizar las empresas

Si hay algo que Lina Ferrer tiene claro es lo de «humanizar» las empresas. Y esto lo lleva adelante en su hotel en el que ha implicado a familia, trabajadores y clientes. «Los clientes están informados de que una parte de lo que gastan se destina a una causa solidaria por lo que reciben toda la información por nuestra parte», explicó.

Asimismo instalará un puesto de información en el hotel para dar a conocer los proyectos con los que están involucrados para que la gente que quiera se pueda unir a una causa solidaria y, por parte de la empresa que dirige está previsto formalizar un donativo, a través de la CAEB, a la Fundación Vicente Ferrer para que lo destinen en aquello que consideren más urgente en materia de infraestructuras, mantenimiento u otras cuestiones que decidan como prioritarias.

Mujeres en India

«Las empresas turísticas a veces estamos mal vistas y por esto quiero darle un valor añadido y que parte de los beneficios se destinen a causas solidarias», concluyó Ferrer, no sin antes animar a más empresas de la isla a unirse a estos proyectos de solidaridad empresarial.

 

Comentarios

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here