Cuando la alegría por el triunfo del Formentera se convierte en una pesadilla al llegar a casa

Antonio Mayans y Paquita Castelló sufrieron un robo en su vivienda de cala Embaster y el incendio de la misma

Estado en el que ha quedado la vivienda después del incendio

El pasado miércoles por la tarde-noche Antonio y Paquita y su hijo pequeño salieron de casa con lo puesto y con la ilusión de presenciar el partido de la Copa del Rey entre el Formentera y el Ath. de Bilbao en un conocido local de Sant Francesc. Cerca de la medianoche, y después de festejar el triunfo con vecinos y amigos, volvieron a su casa, situada en la zona de cala Embaster. Momentos antes de llegar a la vivienda les extrañó que la luz del porche estuviera apagada y pensaron que se habría quemado la bombilla pero Antonio comentó: «hay luz en la habitación».

El fuego ha dañado la estructura de la casa

Cuando bajaron del coche vieron que no era luz si no que era fuego. «Vimos que la persiana ya estaba deformada y al dirigirnos a la entrada principal comprobamos que la puerta estaba abierta con la cerradura forzada», apuntó Paquita a Formenteraavui, visiblemente emocionada.

Los propietarios de la vivienda llamaron a los servicios de emergencias y después a algunos familiares para que se llevaran a su hijo. «Primero llegó la ambulancia, luego los bomberos y nuestros amigos de Protección Civil y también la Guardia Civil».

Mientras llegaban los servicios de emergencias la pareja comenta la impotencia para luchar contra el fuego. «Carecíamos de medios para afrontar la magnitud del incendio y además no podíamos entrar porque estaba todo lleno de humo, había grietas en las paredes y era peligroso por riesgo de derrumbe», señaló la afectada.

El matrimonio señala que tras el incendio de su vivienda lo han perdido todo

«Lo perdimos todo»

Después de ser sofocado el incendio durante la noche, por la mañana los propietarios pudieron comprobar que aún salía humo por lo que los bomberos retornaron a refrescar la casa y les dejaron entrar a una parte de la vivienda.

En el domicilio pudieron rescatar, de un mueble que no se había quemado, algunos papeles y fotos personales pero no lo pudieron recuperar todo.  «Toda nuestra ropa y enseres estaban calcinados, lo hemos perdido todo», señalaron.

Más protección y vigilancia

Para el matrimonio este no es un caso aislado. «Hemos conocido a otra gente y a familiares que han sufrido robos o incendios en sus propiedades y que no quieren que sus hijos adolescentes se queden solos en casa cuando van a comprar», comentan Paquita y Antonio.

La pareja desconoce si se trata de un grupo organizado o de gente que va por libre pero piden que «se los coja» y advierten de que estas cosas no queden impunes ya que «lamentablemente van a más». Los afectados aseguran que la sensación de inseguridad ha aumentado mucho en la isla. «Hasta hace poco no cerrábamos la casa con llave, ahora eso es imposible y aumenta la inseguridad», comentaron.

Los propietarios no tienen de momento demasiada información al respecto y suponen que la Guardia Civil ya ha iniciado una investigación para tratar de esclarecer lo sucedido. Asimismo afirman que también el Consell va a enviar el lunes a un técnico a su domicilio para valorar los daños.

De momento la vivienda se encuentra precintada y  Antonio y Paquita tratan de recuperar su rutina diaria. Ayer el matrimonio tuvo que desplazarse hasta Sant Francesc para comprar algo de ropa básica. «Esperamos que esto no quede impune y en el olvido», pidieron ambos. Asimismo añadieron que no descartan, con el apoyo de otras personas, organizar algún tipo de movilización para pedir más seguridad en la isla.

Comentarios

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here