Red Eléctrica inicia la reparación de una avería del enlace Ibiza-Formentera causada por una agresión externa

La avería en el cable se detectó en el tramo submarino, a 800 metros de Sa Roqueta, sin que se hayan producido cortes de suministro

312
Subestación eléctrica de Ca Marí / foto de archivo
Publicidad
Compartir

Red Eléctrica ha dado a conocer que ha iniciado los trabajos de reparación de uno de los dos cables de 30 kV del enlace eléctrico que une las islas de Ibiza y Formentera tras resultar dañado el pasado sábado, 3 de septiembre, por una agresión externa. La avería, «posiblemente provocada por la acción del ancla de una embarcación de gran eslora», no ha causado problemas de suministro eléctrico gracias a que el segundo cable de la interconexión ha continuado permanentemente en servicio y a la generación local en la isla. Tampoco se ha producido afección ambiental alguna, más allá del impacto y arrastre del cable por el lecho marino.

Según detallan desde Red Eléctrica, con carácter inmediato se activó el Plan de Contingencia y «gracias a los medios especializados contemplados como un laboratorio móvil para localización de incidencias en los cables eléctricos y un ecómetro la compañía pudo rastrear y localizar rápidamente el punto exacto de la avería».

El lugar concreto se halló el domingo 4, en un punto del tramo submarino del enlace a 800 metros de la playa de Sa Roqueta de Formentera, una zona señalizada en las cartas náuticas, que recogen la presencia de los cables y la prohibición del fondeo.

Publicidad

Se estima que la reparación pueda completarse en el plazo de 2 o 3 semanas, en función, principalmente, del estado del mar. Durante todo ese tiempo, Red Eléctrica mantiene la garantía de suministro eléctrico al estar operativo el segundo cable del enlace y contarse con generación local de Formentera. «De esta manera, aun estando indisponible el primer cable hasta su reparación, se cumplen en todo momento los criterios de seguridad de suministro en la isla».

Por último señalan que Red Eléctrica ha mantenido desde el primer momento contactos con las administraciones «para informarlas puntualmente del incidente y de la programación de la reparación». Asimismo, la compañía se reserva el derecho a emprender cuantas acciones legales estime oportunas ante estos hechos.

 

Publicidad