El escarabajo de Formentera estará en seguimiento de recuperación con el proyecto ARES 2

La Conselleria balear deMedio Ambiente presenta la estrategia de recuperación de especies silvestres para los próximos cuatro años

187
Escarabajo de Formentera (Akis bremeri)
Publicidad

El conseller de Medio Ambiente y Territorio, Miquel Mir, el jefe del Servicio de Protección de Especies, Iván Ramos, y la Directora Ejecutiva de SEO/BirdLife, Asunción Ruiz, presentaron ayer la continuación del Proyecto de Actuaciones para la Recuperación de Especies Silvestres (ARES) que se ejecutó entre 2017 y 2020.

ARES 2 contempla actuaciones hasta 2024 con un presupuesto estimado de 510.937,12 euros (IVA incluido). Mir explicó que «si bien el anterior proyecto ARES tuvo como objeto principal la redacción de diferentes planes de recuperación y conservación de las especies de fauna y flora de las Islas Baleares», el presente «se focaliza en otros aspectos muy relevantes desde del punto de vista de la conservación de la biodiversidad».

Por su parte, Iván Ramos destacó entre los principales objetivos de ARES 2 el seguimiento de 39 especies de flora amenazadas y la realización de una docena de protocolos de germinación y cultivo ex-situ así como el estudio genético de las especies con mayor variabilidad, por determinar prioridades de actuación.

Publicidad

En relación a la fauna, el proyecto prevé realizar seguimientos anuales del escarabajo de Formentera (Akis bremeri) y elaborar un documento de actuaciones urgentes de conservación de esta especie. Se realizará, además, un estudio genético de la rosseta (Marmaronetta angustirostris), una anátida en peligro crítico de desaparición.

Asimismo se redactará un nuevo plan de recuperación y conservación de quirópteros y se realizarán censos completos de las poblaciones de abejaruco (Merops apiaster) y del  cormorán (Phalacrocorax aristotelis). Se evaluará, además, la afectación de las capturas accidentales con aparejos de pesca sobre el virot gros (Calonectris diomedea) y el virot petit (Puffinus mauretanicus).

Otro proyecto destacado es la evaluación de la biomasa disponible en las Islas Baleares para las especies carroñeras. Además, se seguirá con las tareas divulgativas e informativas de los últimos años así como el seguimiento de los tendidos eléctricos.

El conseller Mir apuntó, en este sentido, que «es importantísimo hacer llegar a la ciudadanía el valor que tienen estas especies para nuestros hábitats y sus efectos en nuestra calidad vida». «Si algo nos ha enseñado la pandemia», ha añadido, «es la importancia de poder disfrutar de espacios naturales y de una biodiversidad rica porque no sólo es una cuestión estética sino que un medio ambiente fuerte y diverso nos garantiza tener mejor salud».

Por su parte, la directora ejecutiva Asunción Ruiz explicó que “para SEO/BirdLife es un gran reto abordar este proyecto ARES-2 y, como organización científica con casi 70 años de experiencia, lo haremos con el mayor rigor y contando con los mejores expertos locales de cada especie. Además, como organización conservacionista que también somos, velaremos, apoyaremos y reclamaremos que el Govern de las Islas Baleares siga manteniendo el gran capital natural de las Islas Baleares».

Publicidad