El Consell de Govern encarga a Agricultura la redacción del Plan de Aprovechamiento de aguas regeneradas para el regadío

Uno de los objetivos de este plan es ejecutar nuevas balsas en Mallorca, Menorca e Ibiza, y la ampliación de la red de Formentera

138
Balsa de riego de Formentera
Publicidad

El Consell de Govern ha encargado a la consellera balear de Agricultura, Pesca y Alimentación, Mae de la Concha, la redacción y el desarrollo del Plan General de Aprovechamiento y Optimización de Aguas Regeneradas con Destino al Regadío en las Islas Baleares para el período 2021-2026.

Se trata de un plan que tiene como objetivos aprovechar y optimizar al máximo el uso del agua regenerada con destino al regadío en el marco del Plan Hidrológico de las Islas Baleares e impulsar la rentabilidad y la sostenibilidad del sector agropecuario de las Islas Baleares.

Según explican desde el Consell de Govern, en un contexto de cambio climático cada vez más evidente, con episodios como la sequía durante períodos prolongados, este plan de regadíos debe servir para apoyar la rentabilidad y viabilidad de las explotaciones agrarias a partir del fomento de la agricultura de regadío respetuoso con el medio ambiente, que contribuya a mantener los puestos de trabajo en el sector primario, elevar la renta agraria y facilitar el relevo generacional. También contribuirá a la sostenibilidad de los recursos hídricos de las Islas Baleares, con la disminución de la explotación de las aguas subterráneas naturales. Otro de los objetivos del plan es impulsar la formación y la capacitación técnica de los agricultores, así como la racionalización y el ahorro del consumo de energía con la introducción de energías renovables.

Publicidad

El plan prevé la planificación y la ejecución de nuevas balsas de agua regenerada en Mallorca, Menorca e Ibiza, y la ampliación de la red de Formentera. También, la interconexión de las infraestructuras de regadío existentes para ampliar la capacidad de regulación y la garantía de agua con destino a regadío.

Actualmente, en Baleares hay 15 infraestructuras de riego a partir del aprovechamiento de aguas regeneradas, las que aprovechan en su totalidad 33 hectómetros cúbicos. Las actuaciones del plan permitirían aumentar un 70% más de agua depurada.

El plan a redactar debe incluir objetivos, análisis alternativas para elaborar el plan, metodología, características del regadío en Baleares y la administración de las aguas de riego en las Islas Baleares. Una vez redactado, deberá ser aprobado por la Comisión Balear de Medio Ambiente, y por el Govern de las Islas Baleares mediante un decreto.

Publicidad