El consejo de administración de Ports IB aprueba inicialmente el Plan General de los Puertos de gestión autonómica

El plan marca cómo deben ser los puertos los 15 próximos años, sin nuevos puertos ni ampliación de los existentes

211
Puerto de la Savina
Publicidad

El Plan General de Puertos de las Islas Baleares aprobado hoy por el consejo de administración de Puertos de las Islas Baleares (Ports IB) determina cómo deben ser los puertos en los próximos quince años, así como las fórmulas que pueden favorecer el acceso de la ciudadanía en la mar y en el mundo náutico de una forma eficaz y sostenible, sin la construcción de nuevos puertos ni la ampliación de los existentes.

La redacción de la versión inicial del Plan General de Puertos, que aporta una visión global de todas las instalaciones portuarias de Baleares, han  partido del estudio y diagnóstico del sector náutico actual para detectar las necesidades de futuro y para poder atender la demanda.

Con la aprobación inicial del documento por parte del Consejo de Administración de Ports IB, se abrirá un proceso de participación pública formal con el tiempo suficiente para que todos los interesados ​​puedan realizar las alegaciones que estimen oportunas.

Publicidad

Los criterios que marcan esta propuesta son: el mantenimiento de la gestión pública de los puertos de las Islas Baleares, como garantía de acceso de los ciudadanos a los espacios náuticos; la optimización de las infraestructuras portuarias existentes, sin nuevas ampliaciones o nuevos puertos; la potenciación de nuevos servicios y nuevas fórmulas para disfrutar del mundo náutico; la necesidad de que cada puerto esté integrado en el núcleo urbano, por lo que los puertos no sean espacios aislados; y la planificación de las actuaciones necesarias para tener unos puertos preparados para afrontar los efectos del cambio climático.

El Plan da respuesta a una demanda cada vez más alta de acceso a la navegación, pero no con la creación de nuevos puertos, sino a partir de gestionar de una forma más eficaz los espacios portuarios actuales, así como favoreciendo nuevas fórmulas, de forma que, por ejemplo, del mismo amarre puedan hacer uso más personas.

Así, se especifica que el reto es encontrar nuevos caminos que permitan democratizar el acceso al mar y aumentar la eficiencia de las infraestructuras actuales, con la intención de colaborar en la creación de una náutica más sostenible y colaborativa:

De esta manera, se apuesta por una nueva cultura de gestión de los amarres, sobre todo los directos, para incentivar el uso compartido de un mismo punto de amarre, así como la mejora del índice de actividad de las embarcaciones, potenciando el uso compartido a través de figuras como la multipropiedad o los clubes de navegación.

En este sentido, el documento que hoy se ha aprobado inicialmente marca cinco líneas principales de actuación para hacer frente a las demandas detectadas entre el sector náutico:

  • Realizar reordenaciones y optimizaciones del espejo de agua de las zonas portuarias.
  • Llevar a cabo las obras necesarias para resolver problemas como agitación interior de los puertos o de aterrizaje de los puertos.
  • La creación de campos de boyas.
  • La construcción de marinas secas para embarcaciones de pequeña eslora.
  • La ampliación de la red de rampas públicas para el lanzamiento de embarcaciones pequeñas.

El Plan General contempla actuaciones en los puertos de competencia autonómica (un total de 59 entre los de gestión directa e indirecta) pero incorpora una visión global del sector náutico y, por ello, también incluye medidas que ayudan a dar respuestas a las demandas del sector náutico .

En total, el Plan prevé una inversión global de más de 60 millones de euros, de los que cerca de 43 corresponden a inversión pública.

 

 

Publicidad