Formentera instala una placa que recuerda la antigua plaza de la República en la actual plaza de la Constitución

En el Archivo y en el área de Patrimonio, se ha encontrado el documento del Libro de Actas de 1931 en el que figura la aprobación por parte del Pleno del Ayuntamiento de Formentera del cambio de nombre

233
Placa Plaça de la República Foto: CIF
Publicidad

La presidenta del Consell, Alejandra Ferrer, y la consellera de Patrimonio, Raquel Guasch, han participado hoy en la instalación de una placa en la plaza de la Constitución de Sant Francesc que recuerda que este lugar fue hace noventa años llamado plaza de la República. La II República española se proclamó el 14 de abril de 1931, y el 31 de mayo de aquel año el Pleno del Ayuntamiento de Formentera acordó el cambio de nombre de la plaza.

Ahora, a raíz del trabajo que se ha empezado a desarrollar en el Archivo y en el área de Patrimonio, se ha encontrado el documento del Libro de Actas de 1931 en el que figura la aprobación por parte del Pleno del Ayuntamiento de Formentera del cambio de nombre.

La presidenta Alejandra Ferrer destacó que este documento de la II República en Formentera, da luz sobre una parte importante de nuestro pasado y se ha encontrado gracias al trabajo de la organización y gestión del Archivo. «Este es un encuentro curioso e interesante, de una etapa de gran trascendencia y de reivindicación de los valores democráticos y sociales y en particular en nuestra isla donde se produjeron mejoras en la educación, se avanzó hacia una sociedad más igualitaria y se defendió un gobierno no supeditado a las decisiones de Ibiza. Una época de gran actividad sindical y asociativa en nuestra isla. Deseamos que el trabajo en el archivo nos sigan revelando más secretos de nuestra historia ya que es importante seguir trabajando en la recuperación de la memoria histórica».

Publicidad

Por otra parte, Raquel Guasch ha señalado que con este acto «se pretende reivindicar los valores que impregnaron la II República: la libertad, la justicia, la igualdad, la educación y el laicismo, los verdaderos puntales de la democracia». A la vez, la consellera ha querido puntualizar que «la memoria histórica también debe reivindicar un momento histórico que vio truncadas sus aspiraciones de modernidad por un golpe de estado, una guerra y la posterior dictadura franquista». Además, Guasch ha valorado «la reciente puesta en marcha de las tareas de ordenación del Archivo que han conducido a buscar y encontrar este documento del que hoy podemos leer un fragmento».

Cambios de nombre

La propuesta de este cambio de nombre fue del primer teniente de alcalde Pedro Juan Ferrer, un marinero del partido Alianza Republicana, de un ayuntamiento republicano que se constituyó el 19 de abril de 1931 en que el alcalde era Joan Colomar Escandell. Pedro Juan fue calificado como uno de los «auténticos anarquistas» por el profesor Vicent Serra Ferrer, Vicent Blai. Juan se había formado de manera autodidacta a los sistemas de pensamiento y la praxis ácrata de la organización social.

Según la documentación aportada por el área de Patrimonio, la actual plaza de la Constitución recibió su nombre en 1812, por Real Decreto del 14 de agosto de 1812 que establecía que «la plaza principal de todos los pueblos de España sea ​​denominada en adelante Plaza de la Constitución». Así fue, y se recoge en diferentes documentos, hasta el 19 de mayo de 1931 que se cambió por la plaza de la República, hasta el 1939, final de la Guerra Civil. Después, no hay referencias durante el franquismo del cambio de nombre, pero hay documentos que llaman la plaza, como «de la Iglesia». Fue en 1981, en el pleno del Ayuntamiento, a propuesta del PSOE, que se aprobó la instalación de una placa indicativa en la plaza de Sant Francesc con el nombre de Plaça de sa Constitució, el cual le corresponde desde hace años.

 

Publicidad