Tiempo de Salsa de Nadal  

La Salsa de Nadal es una receta tradicional de las Pitiusas que se continúa preparando en algunas casas de Formentera

1029
Antonia Costa con los ingredientes de la Salsa de Nadal. En la foto, mezclando los huevos con las almendras molidas
Publicidad

Aunque no hay datos exactos, todo indica que la Salsa de Nadal nació en las Pitiusas en el siglo XVIII y como postre para celebrar las fiestas navideñas.

Si bien la tradición de elaborarla en cada casa se ha ido perdiendo, todavía quedan familias que la preparan, aunque las recetas difieren con respecto a algunos de los ingredientes utilizados y al color y sabor del producto.

Así, algunas familias utilizan las almendras peladas, otras con piel, el caldo solo de gallina o con el añadido de carne de cerdo, cordero o sobrasada, solo agua caliente, azúcar o miel… En fin, al ser un postre casero «cada maestrillo con su librillo» y todos contentos, así que este año hemos preguntado a Antonia Costa, vecina de la isla, que hace unos años decidió recuperar la receta familiar y volver a preparar la Salsa de Nadal como la aprendió de su familia paterna. «Mi bisabuela y mi abuela materna no la hacían pero siempre los vecinos que si la preparaban regalaban una ollita. Cuando íbamos a celebrar la Navidad en sa Revista con los abuelos paternos, mi abuela la preparaba y me encantaba como la hacía, de forma muy parecida a la que se hace en Sant Jordi (Ibiza)», comentó a FormenteraAvui.

Publicidad
Antonia Costa preparando en la cocina la Salsa de Nadal

Los ingredientes que ha utilizado Antonia esta semana para prepararla son almendras peladas, caldo de gallina, huevos frescos, sal, azúcar, azafrán en hebras, pimienta negra, canela y totespècia (Pimienta de Jamaica).

Los primeros pasos lo conforman la elaboración del caldo con gallina payesa y sal mientras se pican las almendras. «Antes había instrumentos específicos para picarlas pero ahora se utilizan electrodomésticos como una procesadora o picadora eléctrica», apuntó Antonia.

Una vez que se tienen las almendras picadas se mezclan con los huevos sin batir y se amasa para obtener una pasta homogénea, luego se añade poco a poco el caldo de gallina frío y sazonado con sal y, una vez integrados todos los elementos, se pone al fuego sin parar de remover. Antes de que rompa a hervir se añaden el azúcar y las especias y se sigue revolviendo para integrar todos los ingredientes. Con respecto a las cantidades, estos últimos elementos se miden «a ojo», ya que para muchas de las personas que la saben preparar, el olor indica cuando está bien de condimentos. Según Antonia Costa, «hay que conseguir el equilibrio entre la sal del caldo, el azúcar y las especias para que ningún elemento predomine sobre los otros».

Una vez lista se deja reposar y el resultado tiene un sabor parecido al turrón. La Salsa de Nadal se come tibia acompañada de un coc (pan dulce anisado), bizcochos o galletas y, «como tiene muchas calorías, se come un poquito después de las comidas ya que además tiene que durar hasta Reyes».

Salsa de Nadal ya terminada

En suma, un postre «contundente» que en su origen endulzaba y ahuyentaba el frío y que algunas familias continúan elaborando como un ritual para perpetuar y que no se pierda una tradición gastronómica típica de la isla.

Publicidad