Los componentes de las cremas solares afectan negativamente a las praderas de posidonia de Formentera

Así se extrae del estudio de la bióloga Nona SR Agawin y que forma parte del Proyecto Save Posidonia Project

381
Pradera de posidonia oceánica
Publicidad
Compartir

El Consell Insular de Formentera ha presentado este mediodía las conclusiones del proyecto Save Posidonia Project, que ya se avanzaron en la pasada edición de la feria turística ITB de Berlín a cargo de la doctora de la Universidad de las Islas Baleares, Nona SR Agawin.

Como parte del proyecto Save the Posidonia del Consell Insular de Formentera para promover el turismo sostenible, y específicamente para la conservación de la posidonia, la doctora Agawin, investigadora principal del grupo de investigación de Ecología Marina y Sistemática (MARES) de la Universidad de las Islas Baleares, ha dado una visión general de la acumulación y distribución de diversos componentes de las cremas solares en las praderas de posidonia (ambiente y tejidos vegetales) en diferentes localizaciones en Formentera sujetas a un gradiente de presión turística y cómo estos componentes pueden afectar la salud de estas plantas.

El estudio ha detectado que los filtros de protección solar pueden estar dañando a la posidonia oceánica ya que los químicos se adhieren a las hojas, afectando a su actividad fotosintética.

Publicidad

Los bañistas entran en el agua con estas cremas y los filtros ultravioletas procedentes de
protectores solares (oxibenzona, avobenzona 4-metil, metilparabeno) se adhieren a las plantas, como pasa con los corales.

Este tipo de información es importante para poder gestionar adecuadamente este recurso costero en relación a los componentes de las cremas solares. De hecho, en otras zonas del planeta, los protectores solares han sido prohibidos por el impacto negativo que tienen en los arrecifes de coral.

Hay que recordar que la posidonia es una planta endémica del Mar Mediterráneo, antiquísima y de alto valor ecológico que produce oxígeno y absorbe CO2, lo que aumenta la transparencia del agua tan característica de nuestras costas y que es precisamente la que atrae a millones de turistas a las islas. Además, la posidonia muerta que llega a las playas y se seca protege la costa contra la erosión.

Publicidad