Córdoba pide que se investiguen las continuas filtraciones que se están produciendo a determinados medios de comunicación, incluso de asuntos sujetos legalmente a secreto

El presidente del Consell ha reiterado su compromiso con la transparencia y la legalidad en la gestión pública, y ha asegurado que tomará todas las acciones necesarias para esclarecer las filtraciones y garantizar que no se repitan en el futuro

510
Llorenç Córdoba / foto de archivo
Publicidad
Compartir

El presidente del Consell Insular de Formentera, Llorenç Córdoba, ha anunciado hoy su firme determinación de abordar las recientes filtraciones a los medios de comunicación, que han afectado tanto a la imagen institucional como a la privacidad de algunos de los trabajadores del Consell.

En una declaración pública, Córdoba ha expresado su preocupación por las múltiples filtraciones de información, algunas de las cuales involucran asuntos legalmente protegidos, y que parecen tener como objetivo principal menoscabar su reputación y la de ciertos miembros del equipo del Consell.

El presidente ha destacado que, desde la destitución del ex vicepresidente José Manuel Alcaraz, que presuntamente ya filtró una grabación privada y conversaciones de un chat privado a los medios, se han producido numerosas filtraciones de documentos internos del Consell insular, incluidos registros de entrada de los trabajadores al área de Recursos Humanos, asuntos administrativos, contratos todavía no publicados en el Portal de Trasparencia, incluso borradores de actas de Junta de Govern, sujetas legalmente a secreto, a algunos medios de comunicación y llegando incluso algunas personas a desvelar su contenido de manera pública y de viva voz.

Publicidad

Córdoba ha subrayado que, por las características de las filtraciones, principalmente dirigidas a menoscabar su imagen y la de ciertos trabajadores de la institución, parecen provenir de un círculo muy restringido de personas con acceso a la información privilegiada, lo que agrava la de por sí ya gravedad del asunto.

El presidente del Consell Insular no ha descartado la posibilidad de llevar este tema ante la comisión de ética del Consell con el fin de que se evalúe la situación y se tomen las medidas correspondientes para proteger la integridad de los trabajadores y funcionarios y preservar la confidencialidad de la institución.

Córdoba ha reiterado su compromiso con la transparencia y la legalidad en la gestión pública, y ha asegurado que tomará todas las acciones necesarias para esclarecer las filtraciones y garantizar que no se repitan en el futuro.

Publicidad