Córdoba insiste en que Alcaraz y Castelló deben dimitir

El presidente del Consell de Formentera sostiene que la crisis proviene de la “mentira” que propagó el Govern balear en relación a conseguir un deslinde justo para Formentera algo que está fuera de las competencias del gobierno autonómico

548
Llorenç Córdoba en la rueda de prensa ofrecida esta mañana en Sant Francesc
Publicidad
Compartir

El presidente del Consell Insular de Formentera, Llorenç Córdoba ha vuelto a citar hoy a los medios para una comparecencia en la plaza de la Constitución en la que ha ofrecido nuevos argumentos relacionados con la crisis de gobierno que atañe a la máxima institución insular desde finales del mes de noviembre.

Córdoba ha vuelto a señalar al vicepresidente tercero y conseller de Promoción Económica, José Manuel Alcaraz, como el culpable de esta situación y como responsable de un ataque que ha calificado de despiadado contra él y su familia. En este sentido se ha reafirmado en que tanto Alcaraz como la vicepresidenta primera y consellera de Movilidad y Gestión Ambiental, Verónica Castelló, deben dimitir de sus cargos.

Asimismo el presidente ha apuntado que toda esta situación crítica tiene su origen, no en los sobresueldos que habría exigido Córdoba al Govern balear, sino en la cuestión del deslinde de costas de Formentera. Sobre esto ha manifestado que ante su insistencia para encontrar soluciones al deslinde que afecta a un buen número de propiedades en la isla, todas las promesas sobre este tema argumentadas por el PP balear y la presidenta del Govern, la popular Marga Prohens, eran “mentiras y patrañas que propagaron cuando sabían que no tienen competencias en este asunto ya que estas son del gobierno central» y ha insistido en que José Manuel Alcaraz es un “activo básico y necesario” en la difusión de dicha falsedad.

Publicidad

Por otra parte, Llorenç Córdoba se ha mostrado tranquilo ante las supuestas grabaciones en manos de Sa Unió que podrían demostrar que intentó chantajear para obtener sobresueldos del Govern ya que ha comentado  estarían fuera de la ley tanto la grabación como la difusión del contenido de las mismas.

Por último ha destacado que si se formaliza su expulsión de Sa Unió, esto no afecta a sus cargos en el Consell y Parlament ya que las actas son personales y ha insistido en su condición de independiente dentro de la coalición.

Publicidad