Sa Unió acusa al Consell de no hacer los deberes de cara a la temporada turística

Desde el grupo en la oposición señalan falta de servicios básicos en las playas, concesiones caducadas y una estación de bombeo casi inservible

482
Llorenç Córdoba, portavoz de Sa Unió
Publicidad
Compartir

Sa Unió, grupo en la oposición en el Consell de Formentera, ha remitido un comunicado en el que su portavoz, Llorenç Córdoba, denuncia que «iniciamos Semana Santa con obras en las pasarelas de las playas; con una contrata de Transporte público caducada desde 2013 y con prórrogas anuales que han provocado que no haya habido ninguna mejora en el servicio; lo mismo con la contrata de basura, con medios mecánicos anticuados y sin nuevos contenedores; y con la misma situación que el año pasado con los lotes de playa y los quioscos. Una vez más el Consell no ha hecho sus deberes de cara a la temporada 2023 que se inicia en estos días”.

Con respecto a las pasarelas de playa señala que según ha informado el Consell, la demarcación de Costas ha iniciado el cambio de las pasarelas de madera de las playas sin avisarles. «No saben cuánto durará la recogida de las que están puestas y tampoco lo que tardarán en poner las nuevas. Es decir que las dunas estarán semanas, o meses, desprotegidas, porque no se contará con los pasos colocados ex profeso para que los visitantes puedan entrar a las playas. En el pleno de este viernes han dicho que no tienen ni información, ni control de lo que está ocurriendo”, señala el portavoz de Sa Unió.

Además, añade que los turistas que visiten la isla «no van a contar ni con el servicio de hamacas, ni de sombrillas, lo que conlleva que no habrá servicio de seguridad, ni de información, ni de limpieza, ya que son ofrecidos por las empresas concesionarias. Y la misma situación con los quioscos de playa: no saben aún si será el modelo de encomienda del año pasado o se harán cargo los nuevos concesionarios».

Publicidad

Contratas caducadas y prorrogadas

Llorenç Córdoba se refiere además a la contrata de transporte público «caducada desde 2013 y que ha ido prorrogando año tras año», una situación que apunta como similar a la de la contrata de recogida de residuos, «una concesión que está licitada pero no adjudicada definitivamente, y con una empresa que tiene un periodo de 8 meses para traer los nuevos transportes y que tiene un periodo de cambio de contenedores hasta 2024».

En el escrito remitido a los medios hace referencia además a la renovación de la estación de bombeo de aguas residuales de Es Pujols. Una estación que califica de anticuada y sobre la que no se ha tomado ninguna medida desde hace ocho años. «Arrancamos la temporada 2023, y después de ocho años, seguimos en la misma situación. Los vecinos se llevan quejando años y una vez más, PSOE y Gent per Formentera, han hecho caso omiso a sus peticiones”, finaliza Llorenç Córdoba.

Publicidad