Formentera es la isla con un índice de sostenibilidad más alto (83,8%) según los resultados del primer barómetro de sostenibilidad realizado por ECOVIDRIO en el sector de la hostelería

Además es la isla balear que aplica más medidas de ahorro de agua (75%) y lidera la gestión de residuos orgánicos con un 80,4% de establecimientos hosteleros que cumplen

253
Contenedores de materia orgánica para bares y restaurantes / foto de archivo
Publicidad

El conseller balear de Medio Ambiente y Territorio, Miquel Mir, el director general de Residuos y Educación Ambiental, Sebastià Sansó, y el gerente de Ecovidrio en las Islas Baleares, Roberto Fuentes, presentaron ayer los resultados del primer barómetro de sostenibilidad realizado por la entidad en el sector de la hostelería.

El estudio ha analizado 2.111 establecimientos de las Islas Baleares teniendo en cuenta su gestión y prevención de residuos, así como el consumo de energía, agua y el consumo responsable de productos y alimentos.

Los resultados ponen de manifiesto que un 67,3% de los establecimientos hosteleros toman medidas relacionadas con la sostenibilidad, un punto por debajo de la media del barómetro que analiza el resto de regiones de la costa Mediterránea peninsular, Cádiz y Huelva. Formentera es la isla con un índice de sostenibilidad más alto (83,8%), seguido de Eivissa (74,5%), Mallorca (62,4%) y Menorca (60,7%).

Publicidad

El componente más bien gestionado son los residuos: un 78% de los establecimientos los gestiona correctamente. De hecho, es la comunidad que obtiene mejor puntuación de todas las analizadas, que obtienen una media del 71%. El aceite de cocina y el vidrio son las fracciones más separadas del resto de residuos, con un 98,3% de establecimientos. Los siguen el papel y el cartón (95%) y el plástico (92,7%). La fracción orgánica es la que peor se gestiona. Tan sólo un 46% de los establecimientos analizados los gestiona correctamente. También es la fracción con diferencias más significativas entre islas: Formentera lidera la gestión de orgánica con un 80,4% de establecimientos que cumplen. Menorca se encuentra en la cola con tan sólo un 13,5%.

Mir destacó la implicación del sector en la voluntad de mantener medidas de sostenibilidad y ha incidido en la «importancia de aumentar la recogida de materia orgánica. De hecho, la ley de residuos ya fija en sus objetivos la recogida separada de esta fracción y los establecimientos del sector HORECA, como grandes generadores de residuos, pueden ser un impulso para caminar hacia la mejora de la sostenibilidad».

Por su parte, Fuentes explicó que “los resultados de este barómetro son el reflejo del compromiso de la hostelería de las Islas Baleares con la economía circular. La hostelería es un actor fundamental para la transición hacia la economía circular y, desde Ecovidrio, estamos a su lado para ayudarlos en esta transición y, así, trabajar juntos para mejorar todavía más los resultados en este índice de sostenibilidad”.

Ahorro energético y consumo de agua

La aplicación de medidas de ahorro energético es el segundo factor más empleado por el sector hostelero para aumentar la sostenibilidad. Un 68,3% de establecimientos tienen en cuenta medidas como la instalación de luces LED, sensores de movilidad o doble vidrio en los ventanales, entre otros. Lidera el ranking Formentera (con un 100%) y en última posición se encuentra Menorca, con un 58,6%.

Con respecto al consumo de agua, un 61,7% de establecimientos aplican medidas de ahorro como la carga completa de los electrodomésticos, el doble dispensador al lavabo o temporizadores. Formentera es la isla que aplica más medidas de ahorro de agua (75%) y Menorca, con un 53,4%, la que menos.

El indicador con una peor valoración es el consumo responsable. Sólo un 53,8% de los establecimientos analizados tiene en cuenta medidas como la compra de productos de proximidad, de temporada y evitar el derroche alimentario.

Por tipo de establecimiento, los hoteles y restaurantes son los que obtienen valores más altos de sostenibilidad con un 80,2% y un 71% respectivamente. A la cola se encuentran las cafeterías/bares y el ocio nocturno con un 59,8% y un 58,6% respectivamente.

 

Publicidad