“Creo y trabajo una artesanía sostenible” Entrevista a Stefania Visentin

La artesana italiana comercializa originales artículos realizados en telas y otros materiales reciclados en la Fira Artesanal de la Mola

430
Stefania Visentin
Stefania Visentin con algunas de sus creaciones
Publicidad

Stefania Visentin (Perarolo, Vicenza, Italia, 1990) apuntaba maneras hacia lo creativo, lo artístico y el trabajo manual desde pequeña y a los 14 años se apuntó a estudiar carpintería y decoración de muebles de madera. Más tarde complementó estos estudios con los de ilustración y los de restauración de obras de arte.

Acabada esa etapa formativa viajó a Chile donde desarrolló un año de servicio civil en un proyecto de inclusión social para personas sordas que se desarrollaba en distintos talleres, “uno de estos de bordado y productos confeccionados en tela que creamos bajo el nombre de proyecto Sol y en el que pude aplicar todos los conocimientos adquiridos en los años anteriores”.

La artesana en su taller en la Savina

De vuelta en Italia realizó trabajos como restauradora  y en una cooperativa social para personas discapacitadas orientándoles en la creación de artesanías en madera. En el año 2018 su hermana vino a trabajar a Formentera “y yo venía a visitarla hasta que hace dos años dejé el trabajo en Italia y me trasladé a la isla  para trabajar en hostelería, algo que me viene de familia, y traje un proyecto basado en el reciclaje de telas creado junto con mi madre para desarrollarlo aquí y hacerlo florecer”.

Publicidad

Así, después de visitar durante todo un verano la Fira de la Mola y gracias al impulso que le brindaron las artesanas Silvia Jubany y Yessica Camacho, Stefania decidió presentar su proyecto “Todo cambia” para optar a un puesto en el mercadillo artesanal.

Todo cambia

“El proyecto comenzó en Italia durante la cuarentena de la pandemia cuando me quedé en casa de mi padre, donde yo no vivía habitualmente, y comenzamos a ordenar cosas guardadas, entre estas muchas telas que el había acumulado para utilizar en actividades enfocadas a los niños en el grupo de Boy Scouts del que formaba parte y de estos tejidos salieron los primeros prototipos de una línea de productos que fueron el germen de nuestro  proyecto”, explica la artesana.

Bajo el logo Todo cambia, Stefania confecciona bolsos, estuches, neceseres, mochilas y coleteros en tejidos naturales y otros materiales todos estos reciclados. “Hasta los broches y cierres son reciclados y lo único que compro son cremalleras para poner en alguno de los modelos”, señala la artesana que define la línea de sus creaciones como ecléctica ya que reúne puntos vintage que otorgan determinados tejidos como los provenientes de tapicerías con otras vertientes más actuales a través de reciclado de camisetas o vestidos.

Para la confección de las piezas la artesana ha diseñado patrones de cada modelo y además reutiliza otros materiales como correas de persianas y restos de cuero para realizar las terminaciones en algunos de los productos.

Su proyecto Todo Cambia se centra en la reutilización de materiales textiles

Con respecto a la clientela que se acerca a su parada en la Fira Artesanal de la Mola, afirma que “por suerte es muy variada en cuanto a nacionalidades, género y edades” y destaca además la decoración del espacio con maletas antiguas y otros elementos que sirven de atractivo para visitarla y «encontrar lo que les gusta entre las piezas que he confeccionado».

Por último, y como una declaración de intenciones, apunta que su aspiración «es que la gente entienda el proyecto Todo cambia, el diseño y la confección a partir de materiales reciclados, y por eso cuando compran algún artículo les entrego una especie de “carta de identidad” en la que figura de donde vienen los materiales que he utilizado para confeccionarlo, algo que todos agradecen ya que garantiza que lo que se llevan es un producto sostenible”.

Publicidad