Formentera pide 4 millones a los Fondos Europeos para llevar adelante seis proyectos relacionados con la sostenibilidad, la eficiencia energética, la transición digital y la competitividad

Para Alejandra Ferrer, estos proyectos van en la línea de conseguir una isla más limpia, más eficiente energéticamente, que aproveche las nuevas tecnologías para ser más competitiva y que mejore la calidad de vida de residentes y la experiencia de los visitantes

226
Entrada acceso Parc Natural / foto de archivo
Publicidad

El Consell de Formentera, a través del área de Economía y Hacienda, ha presentado al Ministerio de Turismo seis proyectos para la convocatoria extraordinaria del Programa de Planes de Sostenibilidad Turística en Destinos financiado con fondos europeos. «En total se han pedido actuaciones valoradas en 4 millones de euros y relacionadas con transición verde y sostenible, mejora de la eficiencia energética, la transición digital y la competitividad», según ha explicado el conseller Bartomeu Escandell.

Por su parte, la presidenta Alejandra Ferrer, ha destacado que «estos proyectos van en la línea de conseguir una isla más limpia, más eficiente energéticamente, que aproveche las nuevas tecnologías para ser más competitiva y que mejore la calidad de vida de residentes y la experiencia de los visitantes «.

Transición verde y sostenible

Publicidad

El primer proyecto para el que se ha pedido una subvencionado de 300.000 euros trata sobre el acceso inteligente en el Parc Natural de Ses Salines por las playas de Cavall d’en Borràs, Illetas y Levante. Este enclave de gran valor ecológico y paisajístico cuenta con un control de acceso de vehículos limitado desde el año 2008. Este control se hace de manera manual y con esta propuesta se introducirían nuevas tecnologías para poder controlar la entrada de una manera más eficiente. Así se pretende mejorar la experiencia de turistas y residentes al acceder a esta zona y mantener los valores medioambientales y naturales del parque natural.

El segundo proyecto para el que se ha pedido una subvencionado de 1 millón de euros trata sobre la construcción de una nueva planta de tratamiento y reciclaje de residuos de construcción. Este proyecto explica que la gestión de residuos es cada vez más importante en la eficiencia de las actuaciones públicas y potenciar la reutilización de productos y subproductos KM0 cada vez tiene más importancia para el ahorro de transporte que conlleva y sin duda por la bajada de contaminación debida a esos transportes. Esta situación de sobrecoste y exceso de contaminación toma especial relevancia en una isla, donde todos los productos consumidos deben ser importados desde el exterior con el consiguiente aumento de coste y por las emisiones de CO₂ que provoca este transporte.

Para ello se propone la construcción de una planta de tratamiento y reciclaje de residuos de construcción en la isla de Formentera, donde poder transformar el residuo en subproducto aprovechable para todas las actuaciones urbanísticas de mejora y reforma, tanto públicas como privadas, reduciendo de forma drástica las emisiones de CO2 provocada por los viajes marítimos continuos. Con ello se conseguirá reducir la huella de carbono e incentivar la economía circular con creación de producto y subproducto KM0.

Mejora de la eficiencia energética

En tercer proyecto por el que se ha pedido una subvención de 1.200.000 euros se centra en la instalación pérgolas con placas solares que generan energía fotovoltaica, así como puntos de recarga para vehículos eléctricos. Estas pérgolas, en una primera fase, se instalarían en el vial de Sant Francesc y de Sant Ferran para, de esta manera, aprovechar al máximo los espacios públicos para potenciar la generación de energía renovable y poner puntos de recarga de vehículos eléctricos. Esta iniciativa va en la línea de la apuesta que hace Formentera para sustituir las energías contaminantes por energías renovables y vehículos contaminantes por otros más respetuosos con el medio ambiente. El objetivo sería diverso: tener una movilidad más sostenible, rebajar la dependencia energética de la isla con el exterior, incrementar la flota de vehículos eléctricos y mejorar los niveles de calidad del aire.

Transición digital

También se ha pedido una subvención de 200.000 euros para llevar adelante el proyecto Big Data Turística, Formentera. En esta propuesta se señala que el actual modelo turístico que plantea Formentera responde a una estrategia basada en la toma de decisiones para la buena gobernanza por parte de la Administración a partir de datos estructurados y  dinámicas obtenidas en tiempo real con inteligencia artificial que pueda dar ventajas competitivas al destino, y que contempla ocho visiones: sociodemográfica, económica, ambiental, turismo, cultura y patrimonio, movilidad, educación y deportes y experiencia del residente.

El quinto proyecto para el que se ha pedido una subvención de 300.000 euros es  formentera.eco. Con esta partida se daría un impulso a la parte tecnológica de este proyecto que regula el acceso y circulación de vehículos en la isla de Formentera durante los meses de temporada desde el año 2019.

Competitividad

El sexto y último proyecto, para el que se ha pedido una subvención de 1 millón de euros, es el de la mejora de calles y la dotación de infraestructuras en los núcleos de la Savina y Ca Marí. Esta iniciativa seguiría en la línea de intervenciones que se han hecho en los últimos años dotando de infraestructuras y habilitando para peatones algunas calles de los interiores de los núcleos urbanos de la isla. Estas actuaciones han servido para hacer más accesibles los pueblos para los vecinos y sacar el tránsito rodado de dentro de los núcleos, así como para reactivar la actividad comercial e incrementar el atractivo turístico para los visitantes.

Publicidad