Consell e IBEAM inician el estudio de un barco romano del siglo IV dC hundido en aguas de Formentera

La tarea supone el punto de inicio de un proyecto de una duración de cuatro años (2022-2025) que estará dedicado a estudiar los pecios sumergidos a media profundidad a lo largo de la costa de Formentera

314
IBEAM Formentera
Publicidad

El Consell de Formentera, a través del área de Patrimonio, y el Instituto Balear de Estudios en Arqueología Marítima (IBEAM) han comenzado una campaña destinada a estudiar en detalle los restos de época romana (siglo IV dC) sumergidos a 77 metros de profundidad.

Los objetivos de esta campaña se centrarán en el estudio del cargamento que aún se conserva en el yacimiento, a través de un modelo digital del terreno en 3D y del estudio de los materiales extraídos en 2006 y que se encuentran depositados en el Museo Arqueológico de Ibiza y Formentera. Este pecio fue declarado Bien de Interés Cultural en 2007.

La consellera de Patrimonio, Raquel Guasch, ha destacado «el interés del Consell en investigar y proteger el patrimonio histórico subacuático de Formentera», y ha avanzado que esta tarea supone «el punto de inicio de un proyecto de una duración de cuatro años (2022-2025) que estará dedicado a estudiar los pecios sumergidos a media profundidad a lo largo de la costa de Formentera».

Publicidad

Renovación del convenio con el IBEAM

Así, el Consell ha renovado el convenio con IBEAM para continuar trabajando en la investigación, protección y difusión del patrimonio arqueológico subacuático de Formentera que tendrá, además, el objetivo de localizar estos restos arqueológicos y explorar nuevas metodologías de estudio que permitan extraer el máximo volumen de información de estos hallazgos.

La campaña, que se ha iniciado esta semana y se prolongará hasta finales de mes, está dirigida por dos arqueólogos del IBEAM, Enrique Aragón Núñez y Javier Rodríguez Pandozi, que dirigen desde 2014 el proyecto de elaboración de la Carta Arqueológica Subacuática de la isla de Formentera.

Además, contará con la colaboración del doctor Alejandro Quevedo, especialista de cultura material romana procedente de la Universidad de Murcia, autor de medio centenar publicaciones y que ha trabajado en centros de excelencia internacional.

Este proyecto contará también con la participación del fotógrafo Jordi Chias, profesional de gran renombre en el ámbito internacional que participa en algunos de los proyectos más punteros de conservación marina, como el Proyecto Gombessa, y de Joseba Alberdi, buceador técnico y personal docente de CIFP Blas de Lezo, que actuará como jefe de equipo de buceo.

Publicidad