La nueva temporada de vigilancia de la posidonia contará con un teléfono de atención directa a la ciudadanía y una cartografía completa de las praderas

La Conselleria balear de Medio Ambiente ha elaborado una Guía de buenas prácticas para la retirada de restos en los municipios costeros

256
Embarcaciones fondeadas en Formentera / foto de archivo
Publicidad

El director general de Espacios Naturales y Biodiversidad, Llorenç Mas, ha presidido hoy el Comité Posidonia, que se ha celebrado de manera telemática a causa de las restricciones motivadas por la pandemia. Durante el encuentro, se han adelantado las principales novedades de la nueva temporada del Servicio de vigilancia de la posidonia que se iniciará, como es habitual, de manera parcial, el día 15 de mayo, con dos embarcaciones en Ibiza y dos en Formentera y, el día 1 de junio ya contará con todos los medios habituales en todo el archipiélago (5 embarcaciones en Formentera, 5 en Mallorca, 3 en Ibiza y 3 en Menorca).

Para la campaña de este año, los usuarios del mar contarán con nuevas herramientas que les ayudarán a cumplir con más facilidad con la prohibición de fondear sobre posidonia. Así, por ejemplo, ya está disponible la cartografía completa de las praderas de posidonia en las Islas Baleares que se ha sufragado con fondos del Impuesto de Turismo Sostenible (ITS). La elaboración de la cartografía ha sido posible gracias al proyecto «Atlas submarino» y se puede consultar en la web www.atlasposidonia.com. En esta web, también se puede descargar una aplicación informática que permitirá al usuario informarse sobre si se encuentra en zona de fondeo permitido, prohibido o regulado.

La cartografía, según ha especificado Mas, iniciará ahora la tramitación, que incluirá un proceso de exposición pública antes de publicarse en el Boletín Oficial de las Islas Baleares (BOIB). En todo caso, el director general ha dejado claro que la cartografía será una herramienta informativa para que, en ningún caso, se impondrán sanciones a partir de la cartografía sino que éstas siempre van avaladas por fotografías submarinas donde se constata la posición del ancla sobre la pradera.

Publicidad

Además, y en el marco de otro proyecto financiado con el ITS, Sem Posidònia, se pondrá en marcha el Teléfono Posidonia, una línea de comunicación directa a través de la cual se resolverán dudas sobre la protección de la posidonia y se podrán transmitir sugerencias y propuestas de tal manera que se pueda mejorar la atención a la ciudadanía.

En cuanto a la retirada de la posidonia de las playas, Mas ha presentado una Guía de buenas prácticas que se remitirá a todos los ayuntamientos costeros del archipiélago y que está basado en el trabajo conjunto que se ha hecho con ayuntamientos como Campos, Calvià o Manacor.

En relación a los proyectos sufragados con el Som Posidònia, Mas ha destacado que, a pesar de las dificultades motivadas por la pandemia, se ha podido avanzar en algunos proyectos de educación ambiental y que se ha recuperado la Red de Monitoreo de la Posidonia que, hasta entre 2016 y 2019, fue gestionada por la Dirección General de Pesca y Medio Marino, gracias a un proyecto financiado por el ITS.

Comité Posidonia

El Comité Posidonia es un órgano creado a raíz de la aprobación del Decreto 25/2018 de conservación de la posidonia oceánica en las Islas Baleares. Está formado por treinta miembros de varios órganos y entidades públicas y privadas, entre los que está el Estado, diversas Consellerias, Puertos de las Islas Baleares, los Consells Insulars, las entidades locales, la Universidad de las Islas Baleares, instituciones científicas, entidades ecologistas, cofradías de pescadores y el sector de la navegación de ocio. Sus funciones son de deliberación, asesoramiento, propuesta, seguimiento y control en materia de posidonia.

 

Publicidad