«Carnatge, L’últim Nibelung», una obra coral

El dramaturgo Vicent Ferrer Mayans firmará ejemplares de su pieza teatral durante los actos de esta mañana con motivo de Sant Jordi en la plaza de la Constitución

181
Vicent Ferrer Mayans
Publicidad

El profesor y dramaturgo formenterés, Vicent Ferrer Mayans comenzó a escribir la obra teatral «Carnatge, L’últim Nibelung» en el año 2003, la acabó en 2005, en 2006 ganó el premio literario Ciutat d’Alcoi y poco después fue llevada a escena, en forma de lectura dramatizada, en el Auditori de Manacor y en la Sala Beckett de Barcelona.

En octubre de 2019, Ferrer participó como jurado del certamen literario Premis Octubre en Valencia y coincidió con el director de la colección de teatro de la editorial Lleonard Montaner quien se ofreció a editar la obra que ha cosechado muy buenas reseñas por parte de renombrados críticos literarios.

«Carnatge, l’últim Nibelung» tiene un argumento central que está enriquecido por otros paralelos que se entrecruzan y corresponden a determinados momentos en la vida de un personaje y sus vecinos. «Como telón de fondo hay una guerra, una situación de crisis moral, migratoria, en una zona rural semejante a la de la España de los años 30 o la Yugoslavia de los años 90. Hay un personaje que vincula y transparenta toda esa situación de manera indirecta, sea a partir del recuerdo de gente que ha perdido, de amigos que se han exiliado o de su manera de gestionar su granja de cerdos que sugiere un asesinato masivo», explicó el dramaturgo a FormenteraAvui.

Publicidad

Vicent Ferrer comenzó a escribir este texto con la ayuda del dramaturgo argentino Bernardo Cappa «cuando realicé un taller privado de escritura dramática con él y donde empecé a escribir los primeros fragmentos de Carnatge«. «Cappa me orientó en la visión indirecta de las cosas, de los lugares y referencias históricas ambiguas y difusas para que no perdiera actualidad, así como con los nombres de los personajes para los que utilicé unos del cantar de los Nibelungos y también Nibelungos es el nombre del tabaco que fuma el protagonista», apuntó el autor.

En esta obra teatral intervienen 13 personajes de perfil realista e incluye escenas en las que un número variable de actores utilizan máscaras, así como un relator en off, lo que le da un cariz coral a la pieza «pendiente de que una compañía, mediana o grande con el soporte de una buena sala con programación oficial, se anime a estrenarla aunque estoy abierto a las adaptaciones que me quieran sugerir ya que se trata de un texto vivo».

Cabe recordar que Vicent Ferrer ha escrito otras piezas teatrales como Eren pesants, els gots (2000), En un somni de pirates (premio FGATC 2002) o Snif… Snif… Corsaris! (Premio Guillem de Efak, 2005) y Tramuntana morta que se produjo en el Teatro Principal de Palma.

El autor firmará ejemplares de «Carnatge, l’últim Nibelung» en los actos programados para esta mañana en la plaza de la Constitución de Sant Francesc con motivo de Sant Jordi, Día del Libro.

Publicidad