Baleares exige prueba PCR negativa a los viajeros que lleguen de toda España

La medida se aplica a partir de este jueves día 18 y hasta el 11 de abril

1167
Llegada de pasajeros al puerto de Formentera / imagen de archivo
Publicidad

Las Islas Baleares exigirán a partir de mañana, 18 de marzo, pruebas negativas de coronavirus a los viajeros que lleguen de cualquier región de España independientemente de la incidencia acumulada a 14 días por 100.000 habitantes que tenga ese territorio.

Este endurecimiento de las limitaciones se mantendrá hasta el 11 de abril y, por tanto, se extenderá durante el período que integra el puente de San José y las vacaciones de Semana Santa. Hasta ahora, se pedía la prueba a los pasajeros, tanto por vía aérea como marítima, de las regiones con una IA14 superior a los 100 casos.

Cabe remarcar que también Sanidad Exterior ha anunciado que reforzará los controles de la Covid-19 que se realizan desde el inicio de la pandemia a los viajeros llegados a las Islas Baleares desde el extranjero y que se efectuará la doble verificación en todo el pasaje de los vuelos procedentes de otros países clasificados como de riesgo que aterricen en alguno de los tres aeropuertos de las Islas. A fecha de hoy, esta medida afecta a la mayoría de los países de la UE.

Publicidad

Objetivo

El objetivo de este endurecimiento de los controles que lleva adelante el Govern, articulado mediante decreto de la presidenta Armengol, es preservar la situación actual, con el compromiso decidido de aminorar aún más la transmisión del coronavirus SARS-CoV-2 en el territorio de las Islas Baleares, «con el fin de proteger la salud y la seguridad de los ciudadanos, prevenir y contener los contagios y mitigar el impacto sanitario, social y económico de la pandemia».

Así, todos los pasajeros que lleguen por vía aérea o marítima en las Islas Baleares deberán presentar una prueba PCR negativa, hecha en origen 72 horas antes de viajar, o hacerse una de antígenos a su llegada (siempre y cuando la motivación del su viaje responda a una de las causas contempladas como justificadas).

Además tendrán que rellenar un formulario de control sanitario que deberán presentar en el punto de entrada a las Islas Baleares. El formulario está disponible en la web www.ibsalut.es/viatjar-a-balears y, una vez completado, generará un código QR, que se presentará en el control sanitario. Este formulario incluye los datos del pasajero, la información sanitaria y el motivo del viaje.

Grupos de pasajeros

La normativa distingue tres grupos: pasajeros con motivo no justificado, visitantes que llegan a las Islas Baleares por un motivo justificado y residentes. Los pasajeros con motivo no justificado que no presenten una prueba PCR o TMA negativa al control sanitario se exponen a una multa de hasta 3.000 euros, y además, deberán hacerse un test de antígenos en el aeropuerto.

Los que llegan con un motivo justificado deberán rellenar el formulario de control sanitario explicando los motivos del viaje y presentar una PCR con resultado negativo hecha en las 72 horas previas a su llegada, una cita para hacerse la prueba a la llegada en la Covid Express o someterse a una prueba de antígenos en el aeropuerto o el puerto. Si no lo hacen así, deberán pasar una cuarentena de 10 días.

En el caso de los residentes, las condiciones de viaje son las marcadas para pasajeros con motivo justificado, pero se les facilitará hacerse la prueba PCR o TMA en origen de manera gratuita para que su llegada a las islas sea más sencilla y para evitar aglomeraciones en los puntos de llegada. El costo de la prueba lo asumirá el Govern, que ha alcanzado acuerdos con 220 laboratorios repartidos en 17 comunidades autónomas.

No se deberán realizar la prueba los residentes que hayan salido de las Islas Baleares 72 horas antes de su vuelta, los niños menores de 6 años, los transportistas de mercancías,  las tripulaciones de barcos y aviones, ni los viajeros relacionados con competiciones deportivas federadas.

 

Publicidad