El Goverm refuerza las medidas de control del Covid-19 en los barrios y municipios con más incidencia de la enfermedad

Todas las personas que den positivo en la enfermedad recibirán un orden de confinamiento, que también será enviado a los cuerpos y fuerzas de seguridad para incrementar la vigilancia y garantizar el cumplimiento de la cuarentena

480
Francina Armengol / imagen de archivo
Publicidad
Supermercats de Formentera, Supermercat La Savina, Es Basic, supermercadoonilne.com

El Govern de las Islas Baleares ha diseñado un plan de acción comunitaria para controlar la expansión del Covid-19 en los barrios o municipios con mayor incidencia de dicha enfermedad. Así lo ha anunciado hoy en rueda de prensa la presidenta del Govern, Francina Armengol, acompañada de la consellera de Salud y Consumo, Patricia Gómez, tras la reunión que han mantenido en el Consolat de Mar.

Armengol ha remarcado la importante tarea de concienciación desde las administraciones, y el trabajo conjunto con todas las instituciones, redes y entidades de las barriadas y municipios, para que la población actúe de manera individual y colectiva para frenar la expansión de la enfermedad. La presidenta ha explicado que «son medidas dirigidas a ayudar a la población para que todos entendamos que debemos detener la transmisión comunitaria. Es muy importante la responsabilidad de toda la población e instituciones. Así tumbamos la primera ola y giraremos la segunda. Pero debemos ser capaces de aplicar las medidas de seguridad».

En esta dirección, el plan se ha diseñado a partir de cuatro líneas principales de acción: la detección precoz de todos los casos mediante la búsqueda exhaustiva; la gestión de los casos positivos que surjan mediante el aislamiento inmediato; el desarrollo de las medidas de control y seguimiento activo de los contactos estrechos, y el control de la transmisión.

Publicidad

Por su parte, la consellera Gómez ha recordado que hay «un incremento evidente y constante» de casos y que, por tanto, el Gobierno «no dejará de tomar medidas para garantizar la seguridad y la confianza». «Queremos proteger a la población, con más información, con revisión y con control», apuntó.

En el caso de contagiados por Covid-19, el Servicio de Salud dictaminará si es necesario el ingreso hospitalario. En caso de sintomatología leve, los usuarios afectados deberán aislarse en su domicilio siempre que se mantengan las medidas de seguridad y de higiene. Si no se pueden garantizar estas, el Servicio de Salud determinará cómo actuar en cada caso.

En cuanto al seguimiento de los contactos, se identificarán todos los contactos estrechos desde dos días antes del inicio de los síntomas hasta la fecha de aislamiento del caso. Se les informará que deberán estar en cuarentena durante 14 días desde la fecha del último contacto con el caso confirmado y se transmitirá, de forma verbal y escrita, las recomendaciones que deben seguir durante el período de cuarentena. Además, habrá contactos, como mínimo, tres veces durante el aislamiento para confirmar que se cumplen las recomendaciones y detectar la aparición de síntomas.

El Plan también incluye el control de la transmisión en la barriada o pueblo en concreto. Por este motivo se prevén visitas domiciliarias en las calles con más incidencia para sensibilizar sobre la realización de la PCR y concertar cita previa. También se realizarán visitas domiciliarias a las personas aisladas. En esta dirección, el plan contará con el apoyo de mediadores culturales, trabajadores sociales y educadores sociales que se encargarán de realizar las visitas y recoger la información de las necesidades básicas para cumplir el confinamiento. También se facilitará un teléfono para realizar consultas.

A pie de calle, se crearán puntos de información Covid donde se dará información sobre medidas de aislamiento y para evitar la transmisión comunitaria, al tiempo que instarán a reducir contactos sociales y seguir las normativas aprobadas para contener la expansión de la enfermedad. También habrá información en carteles y se vigilará el estado de limpieza de calles, parques y zonas comunitarias.

En lo que respecta al inicio del curso escolar, se pondrán puntos de información cercanos a los colegios y habrá un trabajo organizativo con la comunidad educativa para que niños y jóvenes sean agente de salud de la comunidad.

En los establecimientos comerciales, equipos de técnicos de protección de la salud, los servicios de salud ambiental y de seguridad alimentaria los visitarán e identificarán posibles fuentes de contagio.

Orden de confinamiento

En la misma dirección, pero más allá del plan de acción comunitaria el Govern reforzará el control del cumplimiento de las cuarentenas. Las personas que den positivo por la enfermedad recibirán un orden de confinamiento de Salud y este, a su vez, será remitido a las fuerzas y cuerpos de seguridad para vigilar el cumplimiento. Armengol ha advertido que «mucha gente que tiene que hacer el confinamiento no la está ejecutando de la forma que corresponde», por lo que se pone en peligro la salud pública.

Por otra parte, el Govern tiene previsto aprobar el próximo lunes poder definir las zonas con más alta incidencia de la enfermedad, ya sean municipios o barrios. De este modo, se dará más potestad a la Consellería de Salud para llevar a cabo medidas de control de los contagios más restrictivas y se definirá en qué grado es necesario aplicarlas dependiendo de la incidencia, las condiciones sociales o las acciones que se puedan emprender en cada núcleo.

En este sentido la consellera Patricia Gómez ha detallado que los municipios del archipiélago que concentran mayor números de casos son: Palma, Valldemossa, Alaró, Santa Maria, Inca, Deià, Esporlas, Marratxí, Banyalbufar, Llucmajor y Binissalem en Mallorca; en Ibiza, Sant Antoni e Ibiza; y en Menorca, Sant Lluís y Ciutadella.

Mañana viernes el  Consell de Govern se reunirá con los Ayuntamientos de los municipios con mayor incidencia del virus y Consells Insulars para abordar estas medidas.

Publicidad