Formentera suspende las actividades asimilables al ocio nocturno o las fiestas

El Consell de Formentera decreta la suspensión de todas las licencias secundarias otorgadas a bares y bares / cafeterías y también a los restaurantes que dispongan de la licencia de amenización musical

1342
Consell Insular de Formentera
Publicidad

El Consell de Formentera, a través de un decreto de Presidencia, ha suspendido temporalmente las licencias secundarias asociadas que permiten tener música en vivo o Djs en bares, cafeterías o restaurantes.

Este decreto se ha aprobado para garantizar la eficacia de la resolución del Govern balear de modificación de medidas concretas del Plan de medidas excepcionales por lo que se suspende la actividad de los establecimientos que ejerzan aquellas propias de sala de fiesta, salón de baile, discoteca, café concierto y bar de copas, y la realización de actividades asimilables a las descritas.

Según recoge la normativa aprobada, en el caso de Formentera, la mayoría de establecimientos tienen la licencia de bar, bar / cafetería o restaurante con una licencia secundaria asociada que les permite tener música. Asimismo, existe la licencia secundaria para la amenización musical en vivo o Dj para diferentes establecimientos.

Publicidad

Para garantizar la efectividad de la norma y que NO se puedan hacer actividades de amenización asimilables al ocio nocturno, desde el Consell de Formentera se decreta la suspensión de todas las licencias secundarias otorgadas a Bares y Bares / cafeterías y también a los Restaurantes que dispongan de la licencia de amenización musical.

En concreto sólo se permitirá la amenización exclusivamente de las cenas en el horario establecido, y con los decibelios permitidos, con música instrumental y voz. En ningún caso se permitirán los conciertos o la amenización mediante DJ.

Bares, restaurantes y kioskos de playa

En el caso de bares, bares-cafeterías y bares-restaurantes, de manera general sólo se permitirá el hilo musical, radioreceptores o receptores de televisión a bajo volumen que en ningún caso superen los 70 decibelios y se deberán detener completamente a las 00.00 horas.

Con respecto a los kioskos de playa, no podrán disponer de música ni ninguna otra actividad que pueda incentivar el comportamiento de actividad asimilable al ocio nocturno; especialmente, se deberán evitar las aglomeraciones y la animación de cualquier tipo durante la puesta de sol. La realización de cualquiera de estas actividades consideradas asimilables conllevará las sanciones oportunas y / o el cierre del local.

Por su parte la presidenta, Alejandra Ferrer, explicó que desde la institución se ha querido hacer este decreto para aplicar la norma y adecuarla a nuestra isla, «así como para ayudar al sector que tanto está sufriendo durante esta crisis y que conozcan de primera mano y de manera clara la normativa a aplicar».

Cabe recordar que con la nueva normativa el horario de admisión del último cliente será a las 00.00 horas y el de cierre de los locales a la 1 de la madrugada, Asimismo los clientes deberán estar sentados y tranquilos, se podrán juntar un máximo de 10 personas por mesa y queda prohibido fumar si no se puede mantener una distancia de 2 metros, entre otras medidas.

 

 

Publicidad