La persistente llovizna no consiguió empañar el Vía Crucis en Sant Francesc

En la representación del calvario de Jesucristo participaron una treintena de vecinos acompañados de numeroso público

706
Vía Crucis en Sant Francesc
Publicidad

La mañana de ayer se presentó desapacible debido a una fina pero intensa llovizna pero, lejos de amedrentarse por la climatología adversa, los más de veinte voluntarios de la parroquia de Sant Francesc se atrevieron con el recorrido del Vía Crucis por las calles de la localidad seguidos de numeroso público entre los que se encontraban residentes y turistas.

Adan Ferer encarna a Jesucristo en el Vía Crucis viviente

Este Vía Crucis «viviente» nació hace cinco años de una propuesta del párroco Miguel Ángel Riera y desde su inicio ha contado con la colaboración de Andreu Ferrer y Sara Miguel, así como de otros miembros del grupo teatral local «s’Esglai».

«Muchos de los participantes pertenecen al grupo y otros se ofrecen como voluntarios para realizar la escenificación», apuntó Sara Miguel quien añadió que antes de esta iniciativa «éramos muy pocos los que participábamos en los pasos o estaciones del Vía Crucis en Sant Francesc por lo que decidimos darle este toque para revivirlo y en el colaboran también las mujeres del coro parroquial que entonan canciones tradicionales de Baleares».

Publicidad

En la representación no faltaron los protagonistas de los pasajes bíblicos como María madre de Jesús, Poncio Pilatos, el centurión y los soldados romanos, el pueblo de Jerusalem, y el propio Jesucristo encarnado un año más por Adán Ferrer quien demostró su capacidad para meterse en el papel del principio al final del Vía Crucis.

Las inclemencias meteorológicas no impidieron la celebración del vía crucis

Los trajes de los acompañantes fueron confeccionados de forma voluntaria, uno a uno, por Mariluz Barales y hace dos años el Consell Insular compró la indumentaria y el atrezzo del centurión y de los soldados romanos para conseguir un efecto realista en esta celebración religiosa que se conmemora durante la Semana Santa y que no deja a nadie indiferente.

 

 

Publicidad